29 Nov. 2021 | 20:59
29 Nov. 2021 | 20:59
Lanús

Detienen a tres sujetos por el crimen de Gonzalo Refi: Uno es hijo de un directivo de Boca

  •   |  
  • Hay un cuarto hombre que se encuentra prófugo. El conductor del auto en el que escaparon es hijo del dirigente y se entregó junto a su abogado. Los detalles.

    Los tres delincuentes esposados.
    Los tres delincuentes esposados.

    LANÚS-BUENOS AIRES (ANDigital) Luego de diversos trabajos de campo la Policía Bonaerense detuvo a tres de los cuatro sospechados de haber participado en el brutal crimen de Gonzalo Refi, el comerciante de 32 años de edad y oriundo de La Plata que fue a concretar una operación de compra-venta de aparatología para minar criptomonedas en Lanús y fue acribillado de un balazo en la cara.

    El fiscal Gastón Fernández, titular de la UFI Nº 7 del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, en conjunto con el Juzgado de Garantías Nº 2 a cargo de la jueza María Mollo, del mismo Departamento Judicial, libró las órdenes de allanamiento y detención y, si bien no fueron hallados en los domicilios, dos de los tres delincuentes que atacaron a Refi fueron apresados en las inmediaciones.

    Todo comenzó a partir de que el conductor del Citroen DS3 –vehículo en que huyeron los asesinos tras cometer el violento hecho–, Facundo González de 20 años, se entregó junto a su abogado y a partir de allí se logró dar con las identidades del resto de los integrantes de la peligrosa banda.

    Éste es hijo de Alejandro González, vocal titular de la Comisión Directiva del Club Atlético Boca Juniors, un dirigente histórico de la entidad y muy cercano al presidente Jorge Amor Ameal, y el Citroen DS3 está a su nombre.

    LTSE, de 21, y AIV, de 23, son los otros dos asesinos que están tras las rejas, mientras que FR permanece prófugo y es intensamente buscado por las autoridades.

    El asesinato ocurrió este martes pasadas las 18 horas en la calle Honduras al 1600 de Villa Industriales, en el mencionado distrito del Conurbano bonaerense sur, hacia donde Refi se dirigió en su Audi S3 con el baúl cargado de rigs, tecnología utilizada para minar y obtener criptomonedas.

    Allí se cruzó con estas tres lacras que le apuntaron y al intentar huir lo masacraron de un disparo en el rostro, lo que le provocó la muerte de manera instantánea.

    Como el auto ya había arrancado, el Audi terminó chocando a unos 100 metros de distancia con otros vehículos e incluso con un camión que allí estaba estacionado, y acabó sobre la vereda con el cuerpo sin vida de su propietario.

    La causa está caratulada como “homicidio en ocasión de robo” e intervino en todo el proceso personal de la DDI Avellaneda-Lanús. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales