30 Sep. 2022 | 23:03
30 Sep. 2022 | 23:03
Causa Vialidad

“Un Gobierno elegido por el pueblo no puede ser considerado una asociación ilícita”

  •   |  
  • Así se pronunció la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de su alegato ante el Tribunal Oral Federal 2, en el juicio por la obra pública en la provincia de Santa Cruz.

    Cristina Fernández de Kirchner.
    Cristina Fernández de Kirchner.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, afirmó este viernes que “un Gobierno elegido por el pueblo no puede ser considerado como una asociación ilícita”, al tiempo que evaluó que los jueces y fiscales que intervienen en la Causa Vialidad “creen que son más que nosotros y pueden juzgar todo”.

    Al exponer vía Zoom desde su despacho en el Senado de la Nación, en el juicio oral y público que se le sigue por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, la exmandataria señaló que para los fiscales “tres gobiernos constitucionales fueron considerados como asociaciones ilícitas para hacer 51 contratos de obra pública en Santa Cruz”, y sostuvo que esa enunciación “no puede ser tomada en serio y raya en el ridículo”.

    Asimismo, la líder oficialista reafirmó que le fue “negado” su derecho a ejercer su defensa tras el alegato del fiscal Diego Luciani, y destacó las palabras expuestas por uno de sus abogados, Carlos Beraldi, al considerar que dejó a la luz “todas las arbitrariedades de este juicio”.

    En ese marco, recordó que “jueces y fiscales de este juicio jugaron al fútbol en la quinta de Mauricio Macri”, en la línea con su denuncia pública sobre una persecución por parte de sectores del Poder Judicial hacia su persona.

    “Voy a pedir que se extraiga testimonio de todos y cada una de las mentiras de los fiscales, contrastadas con las pruebas que tuvo este juicio”, enfatizó Fernández de Kirchner y exclamó: “Si no fuera abogada, estaría en un estado de indefensión”.

    “Quiero que el mundo pueda observar lo que fue este juicio. Estamos ante un claro caso de prevaricato”, aseveró.

    En esa tesitura, consignó que “confrontados los dichos con las pruebas, queda demostrado que los fiscales Sergio Mola y Diego Luciani mintieron en su acusación” y la acusación “es profundamente inconstitucional”.

    Durante el juicio “fueron puestos como prueba de delitos decretos aprobados por el Parlamento, algo que no es posible”, reprochó, para luego recordar: “Para traerme a mí a este juicio, lo hicieron de los pelos. Se violó la Constitución. La justicia actúa así solo conmigo y eso no es bueno para el país”.

    La exmandataria tomó la palabra luego de su abogado Carlos Belardi, quién aseguró durante su alegato que la vicepresidenta “jamás impartió ninguna directiva vinculada” a las 51 obras públicas adjudicadas a empresas de Lázaro Báez en Santa Cruz a las que la fiscalía adjudica delitos en el juicio de la llamada causa Vialidad.

    “¿Qué está probado en este juicio? Que Cristina Fernández de Kirchner jamás impartió ninguna directiva vinculada a estos casos que acá se investigan”, reforzó el letrado y apuntó que “es imposible que el Presidente de la Nación tenga algún tipo de posibilidad de control respecto de las cientos y miles de obras que se licitan, ejecutan y pagan. Esto quedó demostrado en el juicio”.

    “No existe un solo elemento de prueba serio que indique que se hubieran pagado trabajos no realizados”, acotó Beraldi, para finalmente reiterar que la fiscalía incurrió en “mala praxis” y “vulneración del derecho de defensa”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales