04 Dec. 2020 | 21:10
04 Dec. 2020 | 21:10
Provincia

Cruces y duras críticas tras el subsidio de Kicillof de $ 50 mil para frenar la toma de tierras

  •   |  
  • Intendentes opositores condenaron la medida oficial, que apunta a desalentar las usurpaciones. Desde el Gobierno bonaerense salieron a refutar los cuestionamientos.

    Axel Kicillof.
    Axel Kicillof.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) La decisión del Gobierno bonaerense de otorgar un subsidio de $ 50 mil para desalentar la toma de tierras, desató duros cuestionamientos de la oposición, que repudió a coro la medida.

    A través del decreto 938/2020, el gobernador Axel Kicillof creó en el ámbito del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, el “Programa de Asistencia Crítica y Habitacional” y el “Fondo Especial de Subsidio para la Asistencia Crítica y Habitacional”, con el objetivo de “acompañar, cuidar y asistir a los sectores más necesitados de la sociedad, y a fin de mejorar las condiciones de habitabilidad de grupos en riesgo social”.

    Con epicentro en el extenso conflicto de Guernica, el programa “tendrá por objeto atender a la población vulnerable de la provincia de Buenos Aires que necesite asistencia para acceder a una vida digna”. El Fondo, en tanto, persigue la finalidad de dotar “de los recursos necesarios para el desarrollo de actividades de atención a la población vulnerable de la Provincia, a fin de mejorar las condiciones de habitabilidad de grupos en riesgo social”, estableciendo que “el límite del monto para cada subsidio otorgado a las personas humanas, en el marco del programa, será de hasta pesos $ 50 mil”.

    La medida fue duramente criticada por intendentes de Juntos por el Cambio, quienes cargaron en duros términos contra kicillof. “El que labura cierra y el que usurpa hace negocio. La provincia no es inviable, pero así la hacen invivible”, fustigó el jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri.

    “50 mil pesos para cada usurpador de Guernica. Cero pesos para subsidiar jardines maternales e infantes. Cero pesos para los pequeños comercios que apenas subsisten. ¿Para cuándo una para el lado del laburante?”, arremetió Jorge Macri, en alusión directa al gobernador.

    En igual tenor hizo sentir su descontento el mandamás de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. “No estoy de acuerdo con que se subsidie a personas que toman tierras. Los (escasos) recursos de los bonaerenses deberían destinarse a generar trabajo, urbanización de barrios populares, créditos blandos y planes de vivienda”, apuntó.

    También objetó el decreto el alcalde de San Martín, Gustavo Posse. “Es peligroso recompensar la toma de tierras, porque el derecho a la vivienda se transforma en una exigencia con métodos ilegales que no sólo son impedidos sino que la respuesta es un subsidio”, señaló, y advirtió: “Hay déficit habitacional, pero esta política no es la solución”.

    Desde el Gabinete de Kicillof salieron al cruce de las críticas opositoras, en especial contra los dichos de Jorge Macri. “Encontramos la provincia de Buenos Aires arrasada. Desocupación, cierre de industrias, despidos, vaciamiento de salud y la educación pública, ninguna política de hábitat”, contrapuso la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz.

    Y remató: “Jorge Macri debería mantener un prudente silencio. Sin pandemia hicieron mucho menos en cuatro años”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales