26 Jan. 2021 | 22:37
26 Jan. 2021 | 22:37
Pospandemia

Según Arroyo, “generamos condiciones para que haya movilidad social ascendente”

  •   |  
  • El ministro de Desarrollo Social se pronunció en estos términos al recorrer una cooperativa a la que se le brindó asistencia financiera para reconvertirse. “Hay un país que labura un montón, que día a día pone todo su esfuerzo. Y tenemos un Estado que los acompaña”, expuso.

    Daniel Arroyo en Migas del Ángel.
    Daniel Arroyo en Migas del Ángel.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, visitó este miércoles la cooperativa Migas del Ángel, que se reconvirtió en medio de la pandemia con financiamiento de la Nación, que le permitió comprar insumos para la producción y ampliar la variedad fabricada.

    “Hay un país que labura un montón, que día a día pone todo su esfuerzo. Y tenemos un Estado que los acompaña”, exclamó el funcionario.

    En este sentido, puso de relieve que “la Argentina se reconstruye con trabajo y ese uno de los principales ejes para este 2021, junto con la urbanización de barrios populares y la construcción de 800 jardines comunitarios”.

    “Nuestra tarea es generar condiciones para que haya movilidad social ascendente por eso asistimos con financiamiento para máquinas, herramientas e insumos y con capacitación y apoyo a las y los trabajadores, como es el programa Potenciar Trabajo”, prosiguió el titular de la cartera social.

    Durante la recorrida, Arroyo estuvo acompañado por la coordinadora de Asesoramiento en Gestión a Unidades Productivas de la Secretaría de Economía Social, Eva Verde, y el presidente de la cooperativa, Leonardo Maluff.

    La cartera de Desarrollo Social, a través del programa Mercado de Cercanía, financió con un millón de pesos a la cooperativa para la compra de insumos y también asiste a los trabajadores con el programa Potenciar Trabajo. Eso les permitió sumar prepizzas y otros panificados. En diciembre pasado, tuvieron tanto trabajo que no pudieron atender a la demanda.

    La cooperativa era una empresa familiar, fundada en 1992, que quedó al borde del cierre por la crisis de 2016. En junio de ese año se conformó como cooperativa. Estaba dedicada fundamentalmente a la elaboración de pan de miga y sumaron productos de panadería y confitería.

    Nació con 12 socios fundadores pero creció más de 50 por ciento y llegó a 19 integrantes. Tenía como principales clientes a bares y hoteles pero la pandemia los obligó a reconvertirse nuevamente. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales