16 Jun. 2021 | 05:38
16 Jun. 2021 | 05:38
Tensión

Chispazo entre Provincia y Tandil: Quejas por restricciones y reproches de “golpes bajos”

  •   |  
  • El intendente Lunghi fue crítico de las normas “impuestas” por el gobierno de Kicillof tras retroceder a Fase 2 y el ministro Gollan le achacó su “resistencia” a adoptar medidas de cuidado.

    Miguel Lunghi, intendente de Tandil.
    Miguel Lunghi, intendente de Tandil.

    TANDIL-BUENOS AIRES (ANDigital) Un nuevo cortocircuito se generó durante las últimas horas entre Tandil y el gobierno de la provincia de Buenos Aires, luego de que el distrito serrano retrocediera a Fase 2, como consecuencia de la compleja situación sanitaria y epidemiológica.

    El último martes, la administración de Axel Kicillof confirmó que seis nuevos municipios bonaerenses debían volver a una fase más estricta, entre ellos Tandil.

    A partir de las nuevas restricciones tendientes a disminuir la circulación y así bajar los casos de coronavirus, el intendente Miguel Lunghi se refirió a las medidas “impuestas” por el Gobierno provincial, tras una reunión con empresarios locales.

    “Si no cumplimos con las reglas de Provincia, no vamos a poder pedir derivaciones. Si llegamos a bajar la cantidad de casos, entonces ahí sí vamos a poder solicitar mayor apertura. Pero mientras tengamos la ocupación de camas al límite y no cumplamos la reglamentación que nos impuso el Gobierno bonaerense, cuando necesitemos hacer una derivación nos van a decir que no”, explicó Lunghi, en diálogo con la prensa.

    Las declaraciones del jefe comunal no cayeron bien en el equipo de Kicillof, y desde el Gabinete bonaerense salieron al cruce. “Intendente Miguel Lunghi, jamás este gobierno provincial lo condicionó”, contrapuso el ministro de Salud, Daniel Gollan.

    Y apuntó: “Al contrario, apoyamos siempre a Tandil, a pesar de su resistencia a aplicar medidas de cuidado. Ese acompañamiento quedó claro en mi reciente visita. Sigamos trabajando unidos, sin mentiras ni golpes bajos”.

    Deja Vu

    No es la primera vez que se producen chispazos entre el Gobierno bonaerense y Tandil. En septiembre el año pasado, Lunghi había decidido apartarse del sistema de fases de aislamiento sanitarias, y la respuesta de Kicillof fue excluir a la ciudad del fondo impulsado en aquel momento para reactivar el turismo y la cultura en municipios.

    Finalmente, semanas después y luego de limas asperezas, hicieron las paces, el municipio continuó bajo el esquema de fases y volvió a ser incluido en el programa de financiamiento cultural y turístico. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales