27 Oct. 2021 | 12:28
27 Oct. 2021 | 12:28
Temblor

Crisis post elecciones: 48 horas de turbulencia y cambios en el Gabinete

  •   |  
  • La derrota en las PASO provocó fuertes cruces públicos y diferencias entre Alberto y Cristina. Con renuncias a disposición, se avecinan nuevos nombres en algunos ministerios claves.

    Crisis entre Alberto y Cristina.
    Crisis entre Alberto y Cristina.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Después de la dura derrota en las PASO y las pocas reacciones ante semejante caída, en el Frente de Todos se vivieron 48 horas a puro temblor que los analistas más alarmistas vaticinaban como una posible ruptura de la unidad oficialista. Con cruces públicos, audios filtrados y flamígeras declaraciones, puertas adentro del gobierno los vínculos políticos se trasformaron en una caldera.

    Lo lógica indicaba que tras haber perdido ante Juntos por el Cambio por tamaña diferencia una forma de aceptar las responsabilidades era hacer una autocrítica y proponer algunos cambios estructurales en el Gabinete. De todas formas, en los primeros instantes pos elecciones, la curiosa pasividad hizo que por momentos el FDT estuviera a punto de estallar por los aires.

    La primera jugada para generar presión provino del lado kirchnerista, desde donde los funcionarios más cercanos a Cristina Fernández de Kirchner pusieron su renuncia a disposición del Presidente. Poco después, el propio Alberto Fernández utilizó sus redes sociales para plantarse, dejar en claro que las decisiones las toma él y hasta incluso dando a entender que no planeaba cortarle la cabeza a ninguno de los suyos.

    Son varios los ministros albertistas que desde hace varios meses estaban en la cuerda floja y eran señalados como plausibles nombres a abandonar sus cargos. La vicepresidenta se encargó en más de una oportunidad, sobre todo durante el último año, de manifestar su pensamiento con respecto a algunos temas delicados entre ellos la economía y el trabajo, con frases recordadas como “funcionarios que no funcionan”.

    Cuando la tensa calma parecía llegar comenzó a circular un escandaloso audio de la diputada Fernanda Vallejos, de la tropa más íntima de la expresidenta. En la grabación filtrada la dirigente no escatimó críticas hacia Martín Guzmán, Matías Kulfas y hasta el propio primer mandatario, a quien trató de “mequetrefe” y “okupa”, entre otros duros agravios que la obligaron a pedir disculpas horas después.

    Para clarificar la situación, Cristina escribió una carta que publicó en sus redes sociales donde nuevamente puso en evidencia su malestar contra algunos de los titulares de carteras claves. Pero, además, y sin mencionarlo, criticó con dureza al vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, a quien acusó de ser el armador de varias operaciones en su contra, incluso la aún tibia presunta renuncia de Eduardo “Wado” de Pedro.

    Entradas y salidas

    Fueron 48 horas agitadas, con variadas reuniones en las que Sergio Massa ofició de mediador y que apuntaban a acomodar el complejo escenario en el que estaba parado el oficialismo. Con negociaciones cargadas de zozobra y tras un conflicto que puso en duda la continuidad del proyecto político ideado por la propia CFK, las tensiones parecen haber mermado y todos los espacios habrían llegado a un acuerdo para remover algunos puestos fundamentales.

    Lo que asomaba como una postura firme de Alberto de mantener su estructura sin demasiadas modificaciones quedó en el olvido y fue el propio Presidente quien confirmó en una entrevista radial que “voy a ordenar el Gabinete y terminar con esta discusión”. Tras esa declaración de la mañana de este viernes, comenzaron a tejerse hipótesis sobre posibles eyecciones y se tiraron sobre la mesa algunos nombres que saldrían a la cancha.

    En ese marco, todo indica que el primer mandatario desistirá de continuar sosteniendo al jefe de Gabinete Santiago Cafiero, uno de los más criticados por el sector K y hombre de su extrema confianza, a quien incluso en el armado electoral de la lista desde La Cámpora habían intentado darle una salida decorosa ofreciéndole el primer lugar en la lista de precandidatos diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires para que liberara su sillón.

    Otro de los que dejaría su cargo es Wado De Pedro, quien abandonaría el Ministerio del Interior como parte de las negociaciones para que el Gabinete quede lo más equilibrado posible entre las fuerzas que componen el FDT –llámese cristinismo y albertismo–. Su puesto es netamente político y Cristina no estaría de acuerdo en perder ese lugar, a pesar de que el funcionario fue uno de los señalados como responsables de la derrota electoral.

    Pero las salidas no se agotarían allí y otros números puestos son Kulfas en Producción, Juan Cabandié en Ambiente y eventualmente Jorge Ferraresi en el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, mientras comenzó la danza de nombres de dirigentes que podrían aterrizar en esas áreas una vez que sus titulares sean removidos.

    Sin dudas el puesto que más seduce a todos es la Jefatura de Gabinete, aunque Alberto intentará preservarlo para los suyos y busca elegir él mismo al sustituto de Cafiero, de similar modo pretenderá ordenar la cartera del Interior, la Cancillería y el Palacio de Hacienda, y está dispuesto a negociar la fusión de ministerios y secretarías.

    Así como sostendría al secretario General Julio Vitobello y Vilma Ibarra continuaría como secretaria Legal y Técnica, Martín Guzmán permanecería en Economía y Juan Zabaleta, Gabriel Katopodis, Carla Vizzotti y Matías Lammens harían lo propio como ministros de Desarrollo Social, Obras Públicas, Salud y Turismo, respectivamente, aunque sus carteras pueden cambiar de nombre y remozar sus facultades.

    Con la prácticamente confirmada salida de Cafiero, son varios los nombres en pugna por ocupar ese cargo: entre los que sonaron en las últimas horas se destacan Daniel Scioli, Julián Domínguez, Agustín Rossi, Aníbal Fernández y no hay que destacar el arribo de algún intendente peronistas del Conurbano que le ponga el pecho a una campaña adversa, sin olvidar al nombrado Juan Manzur, victorioso gobernador de Tucumán. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales