viernes 01 de marzo de 2024 - Edición Nº3632

Municipios | 4 ene 2023

Avanza la investigación

Venta ilegal de terrenos en Olavarría: dramático atrincheramiento de uno de los imputados

El sujeto en cuestión, Claudio Peralta, amenazó con quitarse la vida blandiendo un cuchillo. Dijo que todos le “soltaron la mano”, en alusión a la primera línea del Ejecutivo local.


OLAVARRÍA-BUENOS AIRES (ANDigital) Una seguidilla de estafas que sufrieron vecinos de Olavarría a través de la compra de terrenos, que ya tuvo sus repercusiones judiciales y políticas salpicando al Gobierno PRO de Ezequiel Galli, ahora escribió otro capítulo.

Hace más de un año, la fiscal Paula Serrano citó a varios de los damnificados para tomarles declaración testimonial, al tiempo que el Concejo Deliberante local creó una comisión especial que investiga la operatoria ilegal.

Las denuncias señalan a Claudio Peralta como el último eslabón de la cadena, esto es, la persona que les cobraba a los damnificados las cuotas de la compra de los terrenos y les daba los boletos de compra-venta y los planos, pero los lotes en cuestión tenían ya tenían dueño.

Además, meses atrás se ventiló el audio de una conversación entre tres personas, una de las cuales explica que se verán “sólo cuando haya que repartir los pasteles”.

La voz cantante es la de Gastón Acosta, quien fue subsecretario de Gestión Administrativa de Ezequiel Galli en la Municipalidad. A este allegado del jefe comunal se lo puede escuchar charlando con Gustavo Rodríguez, un empresario de la noche olavarriense y con “Sebastián”, un tercero en esa conversación en la que se habla de “facilitar lotes”, “pasar el dato”, y ubicar terrenos para “limpiar y vender” y después “repartir los pasteles”.

“La mayoría lo vamos a intentar vender legal”, dice uno de los interlocutores, mientras Acosta recalca: “quiero que armemos algo y que juguemos todo de memoria”, en alusión a la información confidencial que maneja de la comuna. “A mí no me tienen que ver, para lo único que nos vemos es para repartir los pasteles cuando estemos”, anexa.

En la conversación también se nombra a Leo, el secretario privado del intendente Galli, que “ya incursionó en la compra-venta de autos” gracias a que “Ezequiel le dio unos manguitos” y a quién “si hay un buen lote lo ponés a nombre de é y listo, yo lo hago participar en algo”.

Ahora, mientras avanza la investigación, Claudio Peralta, protagonizó una escena de alto dramatismo. Es que este lunes estuvo encerrado varias horas en un kiosco de calle Urquiza casi Rufino Fal.

En concreto, amenazaba con quitarse la vida mientras exigía que concurran al lugar los medios de comunicación y la fiscal que entiende en la causa

De acuerdo a lo precisado por el diario local El Popular, sostuvo que “todos” le “soltaron la mano” y que “nadie” la “da una respuesta”.

Mientras Peralta estaba en el comercio, la pareja y su mamá hablaron con los medios y relataron: “Se quedó sin trabajo y ahora le dieron la espalda todos”.

Además, arremetió contra los de “más allá”, al referirse al intendente Ezequiel Galli “todos los que van bajando que estaban con él”.

“Quién va a terminar pagando siempre? Él, por culpa de los demás”, cerró. (ANDigital)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias