domingo 21 de abril de 2024 - Edición Nº3683

Política | 6 ene 2023

Malestar

AUBASA calificó de “intempestivo e injustificado” al paro del SUTPA

Desde la entidad presidida por Ricardo Lissalde hablaron de “medida injustificada” y el SUTPA denunció que pidieron la quita de la personería gremial. La medida le cuesta $ 60 M por día al Estado.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El conflicto entre los trabajadores de peajes enrolados en el Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA) y la administración de AUBASA escaló fuertemente durante la última semana al punto tal que los conducidos por Facundo Moyano denunciaron que desde el organismo que preside Ricardo Lissalde se pidió la quita de la personería gremial, y ahora fue AUBASA la que salió con los tapones de punta.

Es que desde la hora 2 del domingo 1 de enero pasado los trabajadores decidieron levantar las barreras y no cobrarle a los automovilistas que pasen por allí, y todo hace pensar que el punto de quiebre sería la eyección de Lissalde del cargo, algo que el oriundo de Saladillo no parece querer hacer.

En un comunicado, desde AUBASA calificaron el accionar sindical de “intempestivo e injustificado” y aclararon que por día se pierden unos $ 60 millones con el levantamiento de barreras de las estaciones de peaje de las trazas de rutas del Corredor Vial del Atlántico y de la Autopista Buenos Aires–La Plata, con el impedimento de “atender y brindarle seguridad a los automovilistas y sus familias que circulan por nuestra traza”.

“Desconocemos las razones de esta medida pues, en primer lugar, se encuentra vigente el acuerdo paritario, los aportes sindicales están al día; los sueldos y el aguinaldo fueron abonados normalmente, incluso al mes de diciembre lo hemos abonado con un incremento del 14 % adicional, a cuenta de futuros aumentos para mitigar la situación económica actual”, esgrimieron desde la empresa, y aclararon que este aumento “debió ser decidido de modo unilateral por la empresa debido a que el sindicato no respondió las dos notificaciones de AUBASA convocándolos a negociar un reajuste salarial por incremento de inflación”.

La realidad es que este jueves por la tarde hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo nacional, que encabeza Kelly Olmos, donde los representantes de AUBASA pidieron sanciones económicas y la cancelación de la personería gremial porque las barreras de los peajes continuaban levantadas luego de la decisión de Facundo Moyano de no acatar la conciliación obligatoria dictada el 2 de enero pasado.

La respuesta del SUTPA fue muy dura: “Este pedido constituye un grave intento contra los derechos fundamentales de los trabajadores en general y de nuestro sindicato en particular, que no tiene antecedentes en un gobierno que se denomina a sí mismo 'peronista, progresista y que defiende a los trabajadores', y no se condice con este período sostenido de democracia en nuestro país. Nos debemos remitir a la Dictadura Militar para encontrar hechos de estas características”.

AUBASA no se quedó callada: “Al día de la fecha los únicos reclamos sostenidos por el SUTPA consisten en la reincorporación de un gerente, apartado de su cargo por incumplimiento de sus funciones, y el apartamiento del cargo del actual presidente de la empresa Ricardo Lissalde. En ambos casos, los reclamos son absolutamente fuera de lugar”, subrayaron.

“El accionar del sindicato es injustificado y perjudicial tanto para la empresa como para el Gobierno provincial y los propios trabajadores de AUBASA, que poseen el 7 % del paquete accionario”, agregaron.

Pero el SUTPA bramo: “De no deponer estas actitudes dictatoriales, antiderechos y antidemocráticas, recurriremos a los tribunales nacionales e internacionales; nos asiste el derecho y la obligación de defender no sólo a nuestros afiliados, sino al conjunto de los trabajadores y trabajadoras argentinos”.

Mientras tanto el conflicto no cesa y las barreras de los peajes siguen levantadas. (ANDigital)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias