miércoles 29 de mayo de 2024 - Edición Nº3721

Política | 7 mar 2023

Tras el discurso presidencial

Rosatti admitió que “siempre hay tensión entre los poderes” de la República

De este modo, el titular de la Corte Suprema le bajó los decibeles a los reproches proferidos por el primer mandatario, Alberto Fernández. “Para nosotros primero está la institución y por sobre la institución está la Constitución”, expuso.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, se refirió a las críticas de Alberto Fernández al Poder Judicial durante la Asamblea Legislativa y reconoció que los magistrados sabían “cuál iba a ser el clima” en el Congreso.

“Cuando recibimos la invitación, conversamos entre los cuatro ministros de la Corte sobre cómo iba a ser nuestra representación. Decidimos que fuera presidente y vice y sabíamos cuál podía ser el clima, pero estábamos convencidos de que nosotros no nos tenemos que dejar ganar por la pasión, ni por la simpatía, ni por la antipatía porque expresamos una representación institucional”, matizó.

Acto seguido, reflexionó: “debo decir que hay cosas que no se leen en los libros, pero lo vi en mi experiencia personal. Siempre hay una especie de tensión entre los poderes representativos y el Poder Judicial”.

Suele haber “un reclamo de incomprensión de un poder con relación al otro” por los diferentes roles que representan, pero esta situación se da en la mayoría de las democracias consolidadas en el mundo.

“El político reclama porque quiere transformar la realidad con una norma y el juez lo impide porque lo declara inconstitucional. Allí el juez suele decir ‘no se pueden hacer las cosas de esta manera’. Es una tensión casi permanente que hace a la dinámica del sistema republicano y hay acostumbrarse a esta situación”, reiteró Rosatti en declaraciones a TN.

En igual tenor, planteó que “así como uno reclama que hay que tener prescindencia de cualquier circunstancia de afecto o de simpatía cuando dicta una sentencia, donde solo vale el expediente y lo que nosotros debemos resolver, debemos comportarnos de la misma forma cuando expresamos una representación institucional”.

“Si el principal tribunal del país tomara sus decisiones en función del afecto o desafecto, ¿qué podría esperar un jubilado, un trabajador o un empresario que quiere radicar una industria en el país o que quiere realizar una inversión?”, comparó, para luego dar cuenta que “para nosotros primero está la institución y por sobre la institución está la Constitución Argentina”.

“Si no expresamos una templanza de ánimo o una serenidad espiritual para tomar nuestras decisiones, estaríamos como el piloto de un avión en turbulencia al que la tripulación encuentra desesperado, a los gritos o persignándose, ¿qué les esperaría a ellos?”, inquirió.

De todos modos, descartó la posibilidad de retirarse del recinto mientras llovían las críticas por parte del Presidente. “Hubiera sido un triunfo de la subjetividad por sobre la objetividad que expresa la institución que representamos”, expuso.

Acto seguido, aseveró que “la Corte no inventa los casos. No es que uno dice ‘hoy me levanto y me voy a meter con otro poder del Estado’, las causas llegan. Nosotros actuamos porque piden que actuemos. Lo que no se puede decir después de haber pedido la actuación, es ‘ustedes no son competentes para esto’”. No se entiende el por qué golpeo la puerta y pido justicia y después digo ‘quien me está respondiendo no está habilitado’ para hacerlo cuando fui yo el que golpeé la puerta”.

“No me ruboriza decir que es necesario que haya un Poder Judicial fuerte que sepa lo que tiene que hacer; pero además necesitamos una sociedad más fuerte que los tres poderes”, finalizó. (ANDigital)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias