sábado 22 de junio de 2024 - Edición Nº3745

Política | 12 abr 2023

Opinión

Larreta: Romper ahora para asegurar el futuro

La decisión del jefe de Gobierno porteño sobre las elecciones en la Ciudad puede tener dos vertientes. El autor busca analizar ambas. Pase y vea.


La decisión de Horacio Rodríguez Larreta de anunciar la realización de elecciones concurrentes en lo que a la parte porteña refiere, puede verse de dos maneras: como un movimiento psicológico o como uno político. Lo psicológico es casi obvio: para poder ser padre hay que dejar de ser hijo. La muerte simbólica del padre es necesaria. En cuanto a lo político, parece ser también una movida estratégica de cara al futuro.

Tensar al máximo –¿o romper?– ahora para no sufrir durante el mandato. Un Macri como hombre de consulta, como venía siendo hasta ahora, una especie de oráculo retirado, podía llegar a ser un asesor insoportable teniendo a la experiencia del Frente de Todos siempre presente. Un gobierno condicionado no es gobierno.

Hasta hoy, Larreta al Gobierno no necesariamente quería decir Larreta al poder. Por eso mismo la decisión del Jefe de Gobierno parece ser más bien estratégica, de largo plazo. Si Alberto Fernández nunca construyó el “albertismo”, Larreta no tiene más opción que convertirse en un “ismo” para llegar el poder.

Como sostenían algunos analistas, tal vez la movida de Larreta sobre las elecciones porteñas tomó de sorpresa a Macri, quien el domingo aseguraba que no terminaría adoptándola. Evidentemente Larreta se vio demasiado condicionado hoy, y en el futuro, como para jugar de todo a todo.

Con la experiencia nacional fallida del Frente de Todos, en el que las ventanillas a donde ir a golpear se tornaron inconmensurables, lo que tienen los dirigentes en la cabeza hoy es que debe haber un gobierno más ordenado. Hay que zanjar dudas respecto de un eventual interrogante en 2024 que apunte a “dónde está el poder”.

Porque, como todas las fuentes sostienen, lo que viene es un gobierno de reformas sensibles –laborales y sociales– que harán más patente el conflicto callejero. Y un nuevo gobierno no puede permitirse desde lo estratégico ningún frente interno de índole conflictivo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias