martes 23 de julio de 2024 - Edición Nº3776

Economía | 8 may 2023

Subió la tasa

Moratoria de AFIP: “Que el alivio fiscal no se convierta en un salvavida de plomo”

La advertencia partió desde la CAME, atento al incremento de las cuotas que deben abonar las micro, pequeñas y medianas empresas.


CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) manifestó su preocupación por el incremento de las cuotas que deben abonar las micro, pequeñas y medianas empresas incluidas en la moratoria de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), debido a la suba de la tasa de interés definida por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Esta situación se genera por la finalización, el mes pasado, del periodo de 12 meses de aplicación de tasas subsidiadas establecida en la Ley de Alivio Fiscal. A partir del mes 13 (abril último) AFIP empezó a aplicar la tasa Badlar.

Este último punto hace referencia a lo establecido por la Ley 27.653 de Alivio Fiscal para Fortalecer la Salida Económica y Social a la Pandemia Generada por el Covid-19. De esta manera, las micro, pequeñas y medianas empresas se ven obligadas a afrontar un pago de las cuotas de la moratoria atadas a la nueva tasa Badlar definida por el BCRA y que en la actualidad se fijó en 87,5 por ciento.

“El panorama para una PyME ya era muy complejo previo al incremento de la tasa de interés del BCRA. En este nuevo contexto los pagos que deberán afrontar las pequeñas y medianas empresas saltarán de una a tres veces y media entre una cuota y otra”, expuso la CAME.

El presidente de la entidad, Alfredo González, indicó que “la moratoria en plena pandemia fue necesaria para salvar a las pequeñas y medianas empresas que debieron afrontar una situación excepcional”.
“Sin embargo, producto de los vaivenes macroeconómicos que afectan a nuestro país y que impactan de lleno en la microeconomía, las PyMEs hoy no tienen la capacidad de afrontar semejante aumento en las cuotas de sus planes de financiación”, advirtió el dirigente.

Y completó: “no van a poder pagar. La tasa Badlar genera una enorme incertidumbre en relación a la posibilidad de afrontar esas deudas, lo que la convierte en una nueva 1050”.

Cabe destacar que las firmas que han adherido al plan de facilidades de pago definido por la ley aprobada durante la pandemia suman 155.888 microempresas y 21.501 pequeñas empresas. (ANDigital)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias