lunes 27 de mayo de 2024 - Edición Nº3719

Policiales y Judiciales | 23 may 2023

¿Abuso o legítima defensa?

Policía resistió a tiros el robo de su moto en Moreno, acribilló al ladrón y está detenido

Todo ocurrió el domingo por la noche, frente a una parada de colectivo cuya cámara captó toda la secuencia. El agente está imputado por “homicidio”. Los detalles.


MORENO-BUENOS AIRES (ANDigital) Un violento hecho delictivo ocurrió en las últimas horas en Moreno donde un policía de civil resistió el robo de su motocicleta a tiros y en la balacera mató a un ladrón y puso en fuga a su cómplice, y ahora fue detenido imputado por “homicidio”.

Todo sucedió el domingo apenas pasadas las 20.30 horas en el cruce de las calles Payró y Lugones de la mencionada ciudad del Conurbano bonaerense oeste, y frente a una “Parada Segura” de colectivos cuya cámara 360º captó la brutal secuencia, y en alta definición.

En las imágenes se observa a los motochorros ordenándole mediante intimidación al agente, cuyas iniciales son LM y revista en la Policía Local de Ituzaingó, que detuviera su marcha y se bajara del rodado, una Kiden KD 150 cc de color rojo, en la que circulaba junto a su pareja, de 22 años de edad.

Tras descender y alejarse de la moto para impedir ser “cacheado”, LM blandió su arma reglamentaria, dio la voz de alto y disparó en cinco oportunidades: cuatro de esos tiros impactaron en la humanidad del delincuente, uno de ellos en su espalda, quien dejó el motovehículo y corrió, pero cayó sin vida a los 50 metros. Su cómplice escapó.

Luego comunicó lo sucedido al 911 y una patrulla de la Comisaría Séptima de La Reja acudió al lugar, elevando actuaciones de recayeron en la UFI Nº 8 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, a cargo del fiscal Gabriel López, quien ordenó el trabajo de la Policía Científica de la Policía Federal en el lugar y el traslado del cadáver a la Morgue Judicial de Lomas de Zamora.

Con el correr de las horas el fiscal supo que el delincuente abatido no poseía ningún arma de fuego sino que por el contrario tenía dos fierros unidos por cinta aisladora con los que buscó intimidar a sus víctimas, por lo que decidió aprehender al agente bajo una carátula de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”, mientras que la segunda carátula es la de “robo agravado por el uso de arma no apta”.

Además, López constató que el delincuente muerto recibió uno de los impactos por su espalda algo que, sumado a las imágenes que captaron el hecho, las que reflejan que el agente en ningún momento se dio a conocer como efectivo, lo motivaron a avanzar en su idea de imputar al efectivo. (ANDigital)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias