jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº3624

Policiales y Judiciales | 29 nov 2023

Aberrantes crímenes

Tres brutales casos de abuso sexual y uno de pornografía infantil golpean a La Plata y la región

Los abusos ocurrieron en Berisso y Magdalena. El de tenencia y distribución de material pornográfico, en La Plata. Los detalles.


Los delitos de índole sexual son verdaderamente repulsivos, pero los casos de abuso en detrimento de menores de edad son aberrantes y quienes los cometen deben tener en claro que el peso de la ley recaerá pesadamente sobre ellos, y esto porque en La Plata y la denominada región capital bonaerense se sucedieron diversos casos de este tipo en las últimas horas.

En La Plata un hombre de 38 años de edad y cuyas iniciales con CDV fue detenido luego de que quien era la hermana de su pareja lo denunciara por haber abusado del hijo de ella, de apenas 12 años de edad. De acuerdo a la denuncia, los abusos eran cometidos cuando el sujeto quedaba al cuidado del menor y de sus hermanos en una vivienda de la localidad de Altos de San Lorenzo, en la capital bonaerense, y cuando lo invitaba a pasar a una habitación.

Aparentemente estos hechos se sucedieron durante unos cuatro años, por lo que el fiscal Juan Menucci, titular de la UFI Nº 5 del Departamento Judicial La Plata, ordenó que al menor se le practicara una revisión médica legal y que fuera entrevistado en Cámara Gesell, a partir de cuyos informes solicitó la detención del acusado, que fue avalada por el titular del Juzgado de Garantías Nº 2, Eduardo Silva Pelossi, y que se concretó este martes en el cruce de la avenida 520 y la calle 3, en la localidad de Tolosa, bajo una carátula de “abuso sexual con acceso carnal calificado’’.

En otro caso, ahora en Berisso, un hombre de 44 años con iniciales SWS fue acusado de abusar de una menor de 15 años por la propia madre: según le confesó la propia víctima, los hechos se sucedieron durante unos 5 ó 6 años y ocurrían cuando la menor quedaba a su guarda en una vivienda de Villa Elvira, en la zona sur del partido de La Plata.

Según consta en la denuncia, que recayó en la UFI Nº 1 de la fiscal Ana Medina, los abusos constaban de tocamientos de sus partes íntimas, por lo que se ordenó revisión médica y entrevista en Cámara Gesell y, a partir de los resultados de los peritajes, el titular del Juzgado de Garantías Nº 3, juez Pablo Raele, avaló la detención del sujeto, que concretó personal de la SubDDI Berisso en la avenida Montevideo y la calle 12, en Berisso, con una carátula de “abuso sexual agravado”.

El tercero, tal vez el que mayor indignación genera por la condición de la víctima, quien padece retraso mental, ocurrió dentro de una escuela y fue uno de sus compañeros, de 18 años, quien habría abusado del chico de 20.

De acuerdo a la denuncia de la madre de la víctima, FER –tales las iniciales del presunto criminal sexual– habría accedido carnalmente al chico dentro del establecimiento al que ambos concurren el pasado 10 de noviembre, lo que motivó revisión médica y demás tareas investigativas que derivaron en la detención de aquel, efectivizada este martes en la ciudad de Magdalena.

Todo bajo una carátula de “abuso sexual con acceso carnal” que tramita ante la UFI Nº 3 del Departamento Judicial La Plata, a cargo del fiscal Gonzalo Petit Bosnic, y avalado por el antes mencionado juez Silva Pelossi.

Finalmente se detuvo a un hombre de 45 años y con iniciales LFB por “tenencia y distribución de material pornográfico’’, luego del pedido del fiscal Hugo Tesón, de la UFI Nº 18 y de la confirmación del propio Silva Pelossi, del Juzgado de Garantías Nº 2, tras un operativo en una vivienda de la calle 21, entre 41 y 42 del casco urbano de La Plata, sitio del que se secuestraron tres teléfono celulares, dos penndrives, seis tarjetas de memoria sim, una notebook y una computadora de escritorio.

Según la denuncia, que data de octubre pasado, se detectó que mediante la red social Facebook LFB compartió con otras personas imágenes de explotación sexual infantil, lo que motivó una serie de tareas de campo e informes para conocer la identidad del titular del IP del que salía ese material, lo que a la postre derivó en el allanamiento de la morada, la detención del sujeto y el secuestro de los elementos de interés.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias