jueves 22 de febrero de 2024 - Edición Nº3624

Municipios | 30 nov 2023

Cambio de signo político

Transición en La Plata: Garro afirmó que entrega un municipio “saneado” económicamente

El intendente saliente contrapuso la actual situación a la que le tocó enfrentar en 2015, cuando recibió el municipio.


A días de dejar el mando en La Plata tras dos mandatos, Julio Garro se refirió a la actualidad de Juntos por el Cambio y la necesidad de “sentarse, acomodar las ideas y pensar qué vamos a hacer”, al tiempo que destacó el proceso de transición en la comuna.

En cuanto al acuerdo de la cúpula PRO con La Libertad Avanza, reconoció que hay cosas que no logra “dimensionar” y “las mismas dudas que uno tiene son las que tienen todos los argentinos”, pero es “de los que cree que el presidente es el que aplica el mando y no existe el doble comando”.

Así las cosas, convocó a avanza “con mucha tranquilidad, unidad y sin egoísmos” en la reconfiguración de JxC, máxime tras la sangrienta interna de este año.

“Hay veces que las internas sirven y fortalecen, hay otras que destrozan y rompen todo: nosotros le dimos la responsabilidad a la gente de ordenar lo que nosotros no pudimos y eso a la gente no le gustó”, indicó Garro en declaraciones a Ciudadanos TV.

En el plano local, Garro se refirió abiertamente y por primera vez al recuento voto a voto que generó una fuerte polémica en los días posteriores a la elección general. 

Aunque se mostró “conforme” con las decisiones judiciales y apertura de las urnas solicitadas, también advirtió que aquella determinación les permitió demostrar que la diferencia de votos en favor de Julio Alak no era tan abultada como Unión por la Patria declamaba.

“No eran 1.900, 1.800 o 1.700, no eran 900 ni 700, sino que eran 600 y, además, si apelábamos, las dos urnas que no tenían boletas adentro hubiesen sido anuladas por la Cámara Electoral, así que si te ponés a pensar son 450 votos”, precisó en torno a la diferencia final.

En cuanto a la reunión con su sucesor en el cargo, reconoció que “fue muy buena, humana y sincera. Hablamos un poco de la vida y de terminar de consolidar un municipio que tenga más recursos y más genuinos: La Plata tiene un 70 % de recursos de recaudación propia y 30 % de coparticipación, que en el interior es al revés”.

Luego recordó que llegó al poder en 2015 con un Municipio endeudado en unos $ 538 millones pero entregará ahora una comuna “saneada económicamente”, con un remanente “mínimo” de aquellos compromisos y unos $ 2.000 millones más cuya afectación ya fue designada pero de los cuales Alak podrá disponer para terminar de pagar esas deudas si así lo dispusiera.

“Lo que pasa es que a mí no me gusta disponer de ese dinero para pagar deuda, que se puede hacer y después se recupera para la afectación que tenía, pero para eso necesitaría más tiempo hacia adelante y como no lo tengo prefiero dejarlo ahí y que, en todo caso, el próximo intendente diga ‘bueno, paguemos la deuda’”, explicó.

También mencionó que “lo lógico es que el nuevo intendente haga su presupuesto. Tiene que ver las partidas, cuánto quiere aumentar las tasas o qué inflación proyecta. Sería muy injusto que un intendente que se va en diez días le haga un presupuesto”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias