sábado 24 de febrero de 2024 - Edición Nº3626

Política | 10 dic 2023

Este domingo

Milei asumió como presidente: “Ningún Gobierno recibió una herencia peor”

El flamante jefe de Estado prestó juramento y recibió los atributos. Dijo que el ajuste es inevitable y que no hay lugar para gradualismo.


Javier Milei juró a las 11.56 horas de este domingo como presidente de la Nación ante la Asamblea Legislativa, reunida en el recinto de la Cámara de Diputados del Congreso.

El juramento fue tomado por la vicepresidenta saliente Cristina Fernández de Kirchner, en tanto que el presidente saliente Alberto Fernández fue el encargado de entregarle los atributos presidenciales -la banda y el bastón- al nuevo mandatario.

Luego de ese paso, Fernández y Milei rubricaron el acta correspondiente junto a la Escribano General de la Nación.

Antes de ingresar a la Asamblea Legislativa, el líder libertario firmó el libro de honor del Congreso de la Nación con la arenga “Viva la libertad, carajo”.

 

 

Acompañado por la saliente vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Milei ingresó al Salón de Pasos Perdidos para firmar los libros de honor, tal como ocurre en cada recambio presidencial.

A su lado, la ahora flamante vicepresidenta, Victoria Villarruel, escribió en el otro libro: “Todo por Argentina, Victoria”.

Luego, Milei y Villarruel observaron el ejemplar original de la Constitución Nacional y pasaron al hemiciclo de la Cámara de Diputados para prestar juramento, como es de rigor, ante la Asamblea Legislativa.

La Asamblea Legislativa del Congreso Nacional había comenzado a deliberar a las 11.15. La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner abrió la reunión plenaria de diputados y senadores que se realiza en el recinto de sesiones de la Cámara baja, en una ceremonia que cuenta con invitados especiales, embajadores, representantes de la justicia y de las Fuerzas Armadas, entre otros.

Los palcos superiores fueron ocupados por familiares e invitados especiales y allí se pudo observar a los padres de Milei, y a su pareja Fátima Florez.

Al abrir la sesión, Fernández de Kirchner pidió al flamante titular de la Cámara de Diputados, Martín Menem, que realice el izamiento de la bandera nacional y luego llamó a conformar las comisiones de interior que recibirán a Milei en el Salón Azul, y de exterior que darán la bienvenida al presidente electo en la explanada que da sobre la avenida Entre Ríos.

Entre las delegaciones extranjeras, también se encontraban presentes el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en una de las bandejas ubicadas al costado del Estado; el mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski; el embajador de Estados Unidos, Marc Stanley; y el expresidente de Brasil Jair Bolsonaro, entre otros.

También dijeron presente el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri; los gobernadores de Entre Ríos, Rogelio Frigerio; de Mendoza, Alfredo Cornejo; y de Buenos Aires, Axel Kicillof; el expresidente Eduardo Duhalde, representantes del Poder Judicial y miembros del cuerpo diplomático.

Entre los ministros designados estaban ubicados la canciller Diana Mondino; la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, el de Interior, Guillermo Francos; y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, entre otros.

 

 

Al hacer uso de la palabra, desde un atril dispuesto en las escalinatas del Congreso, Milei resaltó que “los argentinos, de manera contundente, han expresado una voluntad de cambio que ya no tiene retorno” y aseguró que “no hay vuelta atrás”. 

“Hoy enterramos décadas de fracaso, peleas intestinas y disputas sin sentido, que lo único que han logrado es destruir a nuestro querido país y dejarnos en la ruina”, espetó el refenrete de La Libertad Avanza.

En tanto, sostuvo que “hoy comienza una era de paz y prosperidad, de libertad y progreso”, luego de que “durante más de 100 años los políticos insistieran en defender un modelo que genera pobreza, estancamiento y miseria”, un “modelo que ha fracasado en todo el mundo pero en especial en nuestro país”.

Aún cuando hoy dejemos de emitir dinero seguiremos pagando los desmadres del gobierno saliente” ya que “haber emitido por 20 puntos del PBI no es gratis, lo vamos a pagar en inflación”, adelantó Milei y se aventuró en recalcar que la administración saliente deja una “inflación plantada de 15 mil por ciento anual que vamos a luchar con uñas y dientes para erradicarla”.

En detalle, explicó que esa cifra “implica una inflación del 52 % mensual” y advirtió sobre la posibilidad de una “hiperinflación” por la que será su “máxima prioridad hacer todos los esfuerzos posibles para evitar semejante catástrofe que llevaría la pobreza por encima del 90 % y la indigencia por encima del 50 %”, tras lo cual exclamó que “no hay solución alternativa al ajuste”.

“El cepo cambiario es otra de las herencias de este gobierno”, por lo que “ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros”, sopesó.

Tras señalar que “el kirchnerismo, que en sus inicios se jactaba de tener superávits gemelos, fiscal y externo, hoy nos deja déficits gemelos por 17 % del PBI” y “la solución implica, por un lado, un ajuste fiscal en el sector público nacional de 5 puntos del PBI, que a diferencia del pasado caerá casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”.

Así las cosas, manifestó que este modelo “considera que los ciudadanos deben servir a la política y no que la política existe para servir a los ciudadanos, un modelo que considera que el político debe dirigir la vida de los individuos, un modelo que considera al Estado como botín de guerra a repartir entre amigos”.

Asimismo, puso especial énfasis en destacar que el ajuste que pondrá en marcha “impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad, empleo, salarios reales y cantidad de pobres e indigentes”.

Habrá estanflación, pero no es algo muy distinto a lo que pasó en los últimos 12 años, cuando el PBI per cápita cayó 15 % en un contexto donde acumulamos 5 mil por ciento de inflación”, pero se tratará del “último mal trago para comenzar la reconstrucción de Argentina”.

En otro pasaje de su discurso consignó que “nos han arruinado la vida y nos han hecho caer por diez veces nuestros salarios”. Dijo que “no hay plata” y tampoco existe “posibilidad de un gradualismo” en el ajuste.

El populismo nos está dejando 45 por ciento de pobres y 10 por ciento de indigentes. El cuadro de situación parece irremontable, por eso no hay alternativa posible al ajuste y no hay posibilidad de un gradualismo porque todos los gradualismo terminaron mal”, justificó Milei.

Por otra parte, advirtió que “el narcotráfico se apoderó de nuestras calles y las fuerzas de seguridad han sido humilladas y abandonadas” durante los últimos años.

“La anomia es tal que sólo el 3 por ciento de los delitos son condenados. Se acabó con el ‘siga, siga’ de los delincuentes”, señaló.

Al referirse a la gravedad de la situación y las medidas que implementará, Milei dijo que “de corto plazo la situación empeorará” pero expresó que, “luego, veremos los frutos de nuestro esfuerzo habiendo cambiado las bases de un sistema sólido”.

“No va a ser fácil: 100 años de fracaso no se deshacen en un día pero hoy es ese día; terminamos el camino de la decadencia y comenzamos a transitar el camino de la prosperidad. Tenemos la resiliencia para salir adelante”, afirmó  y propuso “un nuevo contrato social en el que el Estado no dirija nuestras vidas sino que vele por nuestros derechos”.

Al aludir a la posible de resistencia y conflictividad, advirtió que “quien corta las calles, no recibirá asistencia de la sociedad: el que corta no cobra”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias