lunes 27 de mayo de 2024 - Edición Nº3719

Interés general | 6 ene 2024

Redes sociales

Expuso a turista que se llevó dos sillas del SUM y criticó a AirBNB y la ausencia estatal: Los comentarios

La propietaria de un departamento en la Ciudad de Buenos Aires hizo pública su queja por el accionar de los turistas extranjeros en su edificio. Y ello desató un extenso hilo de comentarios.


Con el mega DNU 70/2023 en funciones, uno de los puntos apunta derogar “la nefasta Ley de Alquileres”, tal y como rezaba en el comunicado leído por el propio presidente Javier Milei cuando lo anunció por cadena nacional, y con ello quedó absolutamente desregulado un mercado que lo estaba de hecho, pero que ahora cuenta con un marco jurídico y legal para hacerlo.

En ese marco los alquileres temporarios y en dólares ganan mercado bajo la oferta de unidades a través de aplicaciones como AirBNB, que es el problema de esta historia suscitada en la Ciudad de Buenos Aires con una propietaria que evidenció su queja por “los turistas” que comenzaron a pasar pocos días en departamentos de su edificio y los problemas que ello conlleva.

A través de las redes sociales se viralizó el video y el comentario de esta persona, que rezaba: “Mi edificio se llenó de AirBNB, muchos de los residentes permanentes estamos molestos, sobre todos quienes invertimos en alguna unidad y vivimos acá. El domingo una turista inglesa se llevó del SUM dos sillas a su departamento y no las devolvió. Ya no solo dejan la puerta abierta o hacen quilombo, sino que disponen de los bienes del consorcio a su gusto y antojo. Y sí, la mando al frente porque hace unos días me la crucé en el ascensor y me dijo que no suba con mi perro… Estamos todos locos”.

El tweet, que muestra una realidad compleja en muchas unidades porteñas, se llenó de comentarios de lo más variados, entre ellos el de una usuaria llamada Anabella que se preguntaba: “¿Qué opina el resto de los vecinos? ¿Qué dice el reglamento de copropiedad? No creo que el Estado deba regular AirBNB, es un tema del consorcio”.

Cosmo Curioso tomaba esta respuesta, y agregaba: “La app se les fue de las manos. Generó gentrificación, alzas en los valores y sobre todo descontrol. Para algo se otorgaban permisos de hotelería y se les designaban zonas. Era la forma de vivir todos en armonía”.

Gonzalo, administrador de consorcios, explicó: “Como administrador de consorcios, lo que hago es armar reglamento interno y establecer multas. Se ratifica en asamblea con mayoría simple de los presentes y listo. En mi edificio empezaron a cerrar la puerta todos después de que puse las primeras multas. Si necesitás modelo avisame”, a lo que el denunciante le replicó: “Hola dale, ¡te escribo! Gracias”.

“Jaja capaz tenía invitados”, se planteó Nik, a lo que el denunciante le replicó: “Sisi, no las puede usar, pero si las usaba y las devolvía cuando se iban las visitas, capaz no decíamos nada. Tres días pasaron hasta que fui a pedirlas”.

Y el más llamativo, caratulada por el denunciante como “Best tweet ever”, fue el de Ezequiel, quien dijo: “Las Malvinas se las pueden quedar pero esas sillas tienen que volver AYER”.

Como siempre, las redes son una usina de contenidos variados, incluso cuando aborda temas de extrema sensibilidad como el DNU de Milei, la Ley de Alquileres, y la oferta e moneda extranjera de unidades en la turística Ciudad de Buenos Aires.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias