sábado 20 de abril de 2024 - Edición Nº3682

Policiales y Judiciales | 23 ene 2024

Perfiles

La policía ya identificó a los asesinos de la pequeña Umma en Villa Centenario

Entre este lunes y martes hubo allanamientos, y se recuperó la ropa que los ladrones usaron al momento del hecho. La Bonaerense y la Federal trabajan en conjunto para poner a los criminales tras las rejas.


Los cuatro delincuentes que participaron en el intento de robo seguido del asesinato de la pequeña Umma Aguilera en Villa Centenario ya fueron identificados por las fuerzas policiales y por la Justicia, y el titular de la UFI Nº 18 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, fiscal Pablo Rossi, ya tiene a disposición al primer detenido.

Se trata de Patricio Valentín García, de 22 años de edad, quien fue arrestado en su casa de la calle El Donda al 900: oficiales de la DDI Lomas de Zamora le incautaron ocho teléfonos celulares, tres balas aptas para el disparo, una notebook y una campera negra con rayas blancas, que es una de las prendas de vestir que usaba al momento del brutal homicidio.

García tiene antecedentes por “robo agravado”, una causa que data del año 2021 y está radicada en la UFI Nº 6 del mismo Departamento Judicial, el de Lomas de Zamora.

Ahora enfrenta cargos penales por “robo agravado en grado de tentativa y homicidio agravado criminis causa”.

Al momento es el único detenido por el caso que conmueve al país, aunque hay un segundo identificado: es Miguel Pastor Romero Molinas. La Policía Bonaerense llegó a él tras levantar una huella dactilar del vehículo Toyota Corolla negro que utilizaron los delincuentes para perpetrar el raid delictivo seguido de muerte.

Con aval fiscal, la Policía realizó tres allanamientos en viviendas de Villa Fiorito y Villa La Cava, donde incautaron más prendas de vestir e identificaron a un hombre de 36 años y a una adolescente de 15, y no descartan que sean integrantes de la banda. Molinas sigue siendo buscado.

El tercer identificado es Axel Rojas, apodado “Pelusa”, mencionado en los llamados hechos al 911 por testigos, y de quien describieron sus características y su vestimenta. Los oficiales ya dieron con su entorno y allanaron su vivienda, donde recuperaron una campera, la misma que se ve en las imágenes proporcionadas por las cámaras de vigilancia. Tiene 18 años, antecedentes penales y hasta pedido de captura.

Del último de los sindicados se sabe poco, solo que lo conocen como “Barrita”, y otros lo llaman “Baltazar”. Voceros judiciales son cautos y resguardan datos para avanzar en la investigación: “Estamos cerca de esclarecer esto y de poner a toda la banda tras las rejas”, confió un excelso investigador a ANDigital.

Mientras tanto, los padres de Umma le dan el último adiós en medio de un dolor que conmovió a la dirigencia y a la sociedad: su cuerpito comenzó a ser velado a las 8.30 horas de este martes en la cochería Banfield, de la calle Zapiola 98, y a las 15.30 sus restos serán finalmente llevados al cementerio de Lomas de Zamora.

El crimen ocurrió este lunes a las 8.48 horas en la calle Pío Borja al 900, cuando el efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) Eduardo Aguilera, de 42 años, y asignado a la custodia personal de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, salía del garaje de su casa vestido de civil junto a su esposa y a su hija Umma a bordo de su automóvil Ford Ka de color gris.

Cuando aún el policía no había llegado a tomar la calle, y aún se encontraba sobre la vereda, un Toyota Corolla negro le interrumpió el paso, dos delincuentes bajaron armados, les apuntaron y se aproximaron con intenciones de robo, tal lo que se observa en las imágenes aportadas por una cámara de seguridad de la cuadra.

Aguilera aceleró con intenciones de evadir a los delincuentes y huir, momento en el que los asaltantes dispararon hacia la parte trasera del vehículo, que recibió al menos dos impactos de bala: uno de ellos dio en la nuca de la pequeña de 9 años y la dejó muy malherida.

En la filmación se observa que luego los asaltantes regresaron al auto en el que habían llegado, mientras que unos metros más adelante el policía detuvo su marcha y abrió la puerta trasera del vehículo para asistir a su hija.

Toda esa secuencia, de apenas 35 segundos, fue analizada por los pesquisas para identificar a los asesinos, de los cuales algunos se mantienen prófugos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias