miércoles 28 de febrero de 2024 - Edición Nº3630

Espectáculos | 28 ene 2024

Teatro

“Debería llamarse rosa furia”, un monólogo transformador

El 4 de febrero estrena en El Extranjero esta obra de Laura Eva Avelluto. Un particular ritual de despedida de una sexageneria que se distrae con unos vecinos jóvenes y fogosos...


El 4 de febrero estrena Debería llamarse rosa furia en el Teatro El Extranjero, una obra de Laura Eva Avelluto protagonizada por Cecile Caillon. Las funciones serán cada domingo a las 20.30 horas, con entradas a la venta vía Alternativa Teatral o en la boletería de la sala, calle Valentín Gómez 3380.

Edelma, una singular mujer de sesenta años, se va al Tigre para despedir los restos de su marido muerto. Intenta hacer un ritual de despedida, pero se distrae con unos vecinos jóvenes y fogosos. 

Mientras los espía por la ventana, comienza a revelar su intimidad, sus pensamientos, miedos y fantasías. Sola, y en el medio del río, algo se transformará para siempre.

“A lo largo de mi trabajo fui explorando las diferentes posibilidades de la escritura de monólogos. En esta oportunidad, el desafío es contar una misma historia a través de un único personaje durante todo el recorrido de la obra. Mi interés está en poder narrar de modo teatral las situaciones que atraviesa la protagonista”, reseña la dramaturga Laura Eva Avelluto.

La obra comienza con el personaje de Edelma, una mujer de sesenta años, espiando a sus vecinos en una casa de veraneo en el Tigre. Mientras observa a los fogosos vecinos, se despide de los restos de su marido que está en una bolsa de plástico. A medida que la trama avanza, la tensión con su marido y con los jóvenes vecinos crece hasta hacerla estallar.

El monólogo tiene una estructura fragmentada. Observamos al personaje de Edelma desde el viernes a la mañana  hasta el día domingo a la noche. Durante ese fin de semana se desarrolla la acción del personaje y cómo se va transformando desde el inicio del viaje hacia su final. Las escenas irán avanzando de manera elíptica mostrando las diferentes facetas del personaje con sus pensamientos, miedos, fantasías y confesiones.

El personaje de Edelma tiene interacción con sus perros y con los restos de su marido muerto. En estas intervenciones ella irá desplegando sus deseos y sus recuerdos mientras avanza la intriga sobre él vínculo de ella con su marido.

Por otro lado, ella registra todo lo que hacen los vecinos en un grabador. Observa y detalla todo lo que ve. Este recurso nos permite mostrar la obsesión del personaje de Edelma por sus vecinos y a la vez, nos permite conocer lo que está sucediendo en él afuera. Ella intenta hacer una despedida mientras hace taichi, limpia su rifle y arma una suerte de altar para su difunto esposo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias