lunes 26 de febrero de 2024 - Edición Nº3628

Espectáculos | 29 ene 2024

Metejón estival

De crítico gastronómico a guitarrista de peatonal: trabajos idílicos con los que se fantasea en vacaciones

Mientras atravesamos la temporada alta de verano en Argentina, una consultora líder en recursos humanos identificó algunas de las profesiones y actividades que soñamos para nuestro futuro… pero cuando estamos descansando.


Bronceador, panza arriba, panza abajo, agua: la combinación perfecta para quedar como una clásica milanesa de arena. De repente, alguien pasa vendiendo choclos con manteca, cocos o el queijo na brasa y pensamos: “Listo, dejo todo, me compro un carrito y me dedico a vender queso, o me hago bartender, o el año que viene guardavidas, o voy a hacer masajes en la playa, no... mejor trencitas. Dejo la oficina, la fábrica, el home office, dejo todo”. Ya sea en Brasil, en Mar del Plata o en Las Toninas, ¿quién no pasó, al menos 10 segundos, por esta situación? 

Ahora bien, todos esos sueños no siempre tienen que ver con una ocupación en la playa. Adecco Argentina, filial de la empresa líder en el mundo en consultoría integral en recursos humanos, identificó algunas de las profesiones y actividades que soñamos para nuestro futuro cuando estamos descansando.

Durante las vacaciones es común que las personas sueñen con trabajos que no tienen, que les permitan disfrutar de su tiempo libre, tener flexibilidad y realizar actividades que les apasionen. Algunos de los trabajos que suelen ser objeto de fantasías durante las vacaciones incluyen:

Viajero profesional: trabajar como viajero, influencer o bloguero de viajes, explorando el mundo y compartiendo experiencias en redes sociales o blogs. Este emocionante trabajo implica sumergirse en diferentes culturas, descubrir lugares fascinantes y conectarse con personas de todo el mundo.

Chef o crítico gastronómico: disfrutar de la gastronomía al máximo, ya sea como chef experimentado o como crítico de alimentos, probando y evaluando diferentes platos. Cobrar por salir a comer, el sueño de muchos. 

Artista o creativo: desarrollar una carrera en el mundo artístico, ya sea como pintor, escritor, músico o cualquier otra forma de expresión creativa.

Emprendedor: muchas personas sueñan con ser sus propios jefes y tener su propio negocio, brindándoles autonomía y libertad financiera. En el verano más que nunca, para disfrutar de los días soleados.

Trabajos al aire libre: trabajar en la naturaleza, como guía turístico, instructor de deportes acuáticos o en conservación ambiental. La conexión con la naturaleza y los espacios verdes son un gran beneficio para quienes se sienten fatigados del trabajo de oficina. 

Terapeuta holístico: enfocarse en la combinación del bienestar físico y mental, ofreciendo servicios como terapeuta holístico, instructor de yoga, o coach de vida. Puede ser un camino atractivo, ya que hoy más que nunca se prioriza el balance entre lo personal y lo laboral. 

Nómades digitales: con la creciente tendencia hacia el trabajo remoto, la idea de trabajar desde cualquier lugar del mundo es atractiva. Esto puede incluir trabajos en desarrollo de software, diseño gráfico, marketing digital, entre otros. 

En nuestro país, la exportación de talento sigue en alza en el mercado global, ya que casi el 40 % de los profesionales está dispuesto a emigrar impulsado no solo por la curiosidad y el interés por completar la formación con una experiencia en el exterior sino, sobre todo, por el deterioro de los salarios locales. También sucede que, al ser nómada es posible tener un sueldo en un lugar y migrar hacia otro con un costo de vida más bajo, de esta manera se puede equilibrar mejor el ocio y el trabajo. 

Cuidador de animales: trabajar con animales, ya sea como veterinario, cuidador o incluso en la conservación de especies en peligro de extinción, resulta muy atractivo para quienes aman a los animales y desean contribuir a su bienestar. Pueden ser trabajos en refugios, centros de salud animal, o bien, viajando como dog sitter o cat sitter, una tendencia que implica ser "niñero" de las mascotas cuando sus dueños viajan.

Instructor de deportes o fitness: compartir la pasión por el deporte y el bienestar físico al convertirse en instructor de yoga, entrenador personal o instructor de algún deporte específico puede ser una meta a la que aspiran muchos. No solo implica involucrarse en actividades saludables, sino también la oportunidad de ofrecer lo mismo para otros.

Trabajo voluntario: dedicarse a trabajos voluntarios que apoyen causas sociales o ambientales, brindando ayuda a comunidades necesitadas. Aquí las posibilidades son casi infinitas, ya que seguro podrás encontrar una forma para realizar voluntariados de cualquier tema que te apasione.

Es importante destacar que, aunque estos trabajos pueden parecer ideales durante las vacaciones, cada profesión tiene sus desafíos, problemas, complejidades y aspectos menos glamorosos o gratificantes. 


 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias