lunes 26 de febrero de 2024 - Edición Nº3628

Policiales y Judiciales | 1 feb 2024

¿Qué pasará?

Un despiadado criminal terminó de cumplir su condena y podría recuperar la libertad

Es uno de los tres asesinos que más tiempo pasó tras las rejas. Está alojado en una unidad penal de La Plata y en aquel macabro ranking solo es superado por “El Ángel” Carlos Robledo Puch.


Víctor Luis Reinaga, de 59 años de edad, terminará de purgar su pena este viernes 2 de febrero: Se encuentra alojado en la Unidad Penal Nº 12 de Gorina, ubicada sobre la calle 501 y las vías del ferrocarril, en el partido de La Plata.

Reinaga está detenido desde el 30 de noviembre de 1988, fue acusado y condenado por “privación ilegal de la libertad de dos víctimas, violación perpetrada contra una menor de 12 años bajo el empleo de la fuerza seguido de homicidio calificado –dos hechos– con el fin de lograr impunidad”, según se lee en uno de los apartados del legajo judicial de Reinaga que obran en el expediente al que dio vista ANDigital.

El detenido está a disposición del Juzgado de Ejecución Penal Nº 1 del Departamento Judicial Morón, cuya titular es la jueza María Dolores Pérez Ugidos: ANDigital confirmó que este viernes termina de cumplir su pena y la magistrada deberá resolver si le otorga la libertad.

Sobre este punto fue este medio el que hizo una consulta al Juzgado, y desde allí este mismo jueves respondieron: “Nos dirigimos a Ud. en nombre del Juzgado Correccional Nº 1 de Morón, a fin de poner en su conocimiento que la única causa registrada a nombre de ‘Reinaga, Víctor Luis’ se encuentra tramitando ante el Juzgado de Ejecución Penal Nº 1 de este Departamento Judicial desde el día 9 de agosto de 2017, bajo el Nº 10.206. En dicha causa no se ha dictado ninguna resolución que conceda la libertad al causante de mención”.

Lo llamativo es que fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense confirmaron que las condiciones están dadas para que Reinaga recupere su libertad y salga de Gorina, porque cumple los 35 años tras las rejas.

Vale remarcar en este punto que, de acuerdo a lo estipulado por el Código Penal de la Nación, las personas condenadas a prisión perpetua pueden acceder a la libertad condicional luego de cumplir 35 años de pena y, si se cumplen ciertas condiciones –como no volver a delinquir–, la pena se extingue 10 años más tarde.

Respecto de los plazos de pena, un caso resonante y que marca una ineludible jurisprudencia es el de Carlos Eduardo Robledo Puch quien, nacido 19 de enero de 1952, fue condenado con apenas 19 años de edad a reclusión perpetua por diez homicidios calificados, un homicidio simple, una tentativa de homicidio, diecisiete robos, dos raptos y dos hurtos, y cumple prisión efectiva desde 1972: es decir, lleva casi 52 años tras las rejas.

Antecedentes

En una intensa búsqueda desarrollada en el archivo judicial, ANDigital halló un antecedente en el que jueces de alzada revisaron la condena de Reinaga y de su cómplice. Se marca una cuestión interesante: la condena en juicio fue a reclusión perpetua, y por tiempo indeterminado.

Así se lee en un dictamen del Ministerio Público Fiscal: “La Sala I de la Cámara de Apelación en lo Criminal y Correccional de Morón condenó –en juicio oral de instancia única– a Carlos Mario Redondo y a Víctor Luis Reinaga a reclusión perpetua, accesorias legales, costas y la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado de efectivo cumplimiento, por considerarlos responsables de los delitos de privación ilegal de la libertad con dos víctimas, violación perpetrada contra una menor de doce años y mediante el empleo de fuerzas, y dos homicidios calificados por su comisión, para lograr impunidad, ambos respecto de los mencionados obrares delictuales, los cuatro delitos en concurso real entre ellos; arts. 52, 55, 80 párrafo primero e inc. 7º, 119 incs. 1º y 3º y 141 del Código Penal (fs. 746/759)”.

Ahora la Justicia deberá definir si le pone fin al “tiempo indeterminado de condena”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias