lunes 26 de febrero de 2024 - Edición Nº3628

Espectáculos | 5 feb 2024

Cine

A 40 años del fallecimiento de Cortázar, imperdible reestreno en el Gaumont y en Canal Encuentro

La película “Cortázar y Antín, cartas iluminadas”, que cuenta con la participación de Graciela Borges, Dora Baret y el propio Manuel Antín, podrá verse en la pantalla grande del 8 al 14 de febrero. También el lunes 12 en la señal televisiva.


Conmemorando los 40 años del fallecimiento del escritor Julio Cortázar, se reestrenará Cortázar & Antín, cartas iluminadas, dirigida por Cinthia Rajschmir.

La película, que cuenta con la participación de Graciela Borges, Dora Baret y el propio Manuel Antín, tendrá su reestreno en la pantalla grande del Cine Gaumont, Sala 2, del 8 al 14 de febrero a las 17:30 horas.

El documental, nacional e internacionalmente premiado, también podrá volverse a ver en el Canal Encuentro, el lunes 12 de febrero a las 20 horas.

En los intensos años 60, el joven cineasta Manuel Antín conoce a Julio Cortázar. Sus cartas cruzan el Atlántico y Manuel filma tres películas basadas en cuentos de Julio, generando un cine de ideas que rompe el molde de su época. A un océano de distancia, escriben juntos el guión de Circe

Las cartas de Cortázar revelan una tensión entre el escritor que avanza sobre el espacio del director y el director que intenta eludir el sinuoso vínculo entre literatura y cine, mientras fuerzas ocultas en los cuentos encarnadas en personajes que pasaron a la pantalla, gravitan peligrosa y misteriosamente.

“Me motivó explorar la difícil relación entre el universo literario y el cine, que parecen haberse amalgamado entre estos dos creadores, en el marco de una época, los años 60, particularmente rica para ambos géneros que abrieron nuevos caminos en Latino América y en el mundo”, dice la directora.

Asimismo, da cuenta que “el cine, nacido como espejo, se volvió entonces un cine de ideas, se complejizó. El uso del material fílmico también operó en el tiempo”. 

Antín sabía que lo sobrenatural en los cuentos de Cortázar podía ser un riesgo, pero ambos lo asumieron con pasión tensionando entre aquello que resulta popular en la literatura, pero se vuelve críptico en imágenes, en épocas en las que un estreno cinematográfico podía provocar tempestades”, completa  Rajschmir.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias