viernes 12 de abril de 2024 - Edición Nº3674

Política | 22 feb 2024

¿En qué quedamos?

El subsecretario de Política Socio Urbana de Milei dice que el área de Grabois se sacó “un 8 sobre 10”

Sebastián Pareja, expresidente del bloque de senadores bonaerenses de LLA, solo tuvo palabras de elogio. Dijo que “si no es el único área que funcionó bien con Fernández, pega en el palo”.


La polémica en torno al uso de recursos públicos del Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), que se financia con el 9 % del impuesto PAIS, que estaba a cargo de María Fernanda Miño, dirigente cercana a Juan Grabois, y que es el foco de atención de algunos medios tildados de “oficialistas” para atacar al líder de la CTEP, parece haber caído en saco roto tras lo manifestado por el actual subsecretario de Política Socio Urbana, Sebastián Pareja, quien destacó el área como “la única que funcionó bien” en la administración anterior.

Expresidente del bloque de senadores bonaerenses de La Libertad Avanza, y hombre de estrecha confianza del presidente Javier Milei, Pareja explicó que “he hablado con intendentes de distinto signo político y hasta ahora no he encontrado a ninguno quejándose ni he encontrado críticas, es más, yo estoy diciendo aún, a pesar de mi rol, que si no fue la única Secretaría que funcionó bien durante el Gobierno de Alberto Fernández, le pega en el palo”.

En una charla con Luis Gasulla, en el aire de la radio El Observador, el funcionario agregó que “la verdad que lo que estoy viendo que hay 1.200 obras en ejecución, con más del 80 % del presupuesto ejecutado”.

“Estuve hablando con gente del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), y promueve en cada congreso al que se presenta internacionalmente como un ejemplo el trabajo hecho en esta Secretaría; no me imagino al BID acompañando una política de corrupción respecto de un hecho tan sensible como urbanizar una villa de emergencia o asignar recursos a una persona para que mejore la habitación en la cual convive con su hijo, ¿no?”, agregó el funcionario.

También explicó cuáles son los controles con los que contaba el FISU: “Tiene varios controles; por un lado el propio de la Secretaría, el del fondo fiduciario, cuyo Comité Ejecutivo está controlado por el ABE (Administración de Bienes del Estado), y a su vez hay controladores externos, que actúan como certificadores de las obras a las que les enviamos dinero, como los colegios de arquitectos o de escribanos de cada provincia”.

“A su vez, cuando se le agrega algún dinero proveniente del BID, lleva su control, y como el que paga es el BICE (Banco de Inversión y Comercio Exterior) que también le pide a uno la certificación de las obras que se están pagando”, cerró Pareja, quien terminó con una conclusión tajante: “No tengo ningún resultado a la vista que me permita llevar adelante una denuncia penal”.

Este martes el propio Grabois desde sus redes había posteado un video en el que se desligaba de las denuncias en las tapas de Clarín y La Nación, “atribuyéndome el uso de fondos públicos con los que no tengo nada que ver porque no fui funcionario”, y además dijo que “son clásicas operaciones de difamación, de calumnia y de creación de odio”. Parece que tiene razón.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias