viernes 12 de abril de 2024 - Edición Nº3674

Economía | 25 feb 2024

Datos de la CAME

La industria PyME comenzó el año con señales muy negativas

La caída de la facturación en enero fue del 30 %, siendo el segundo mes consecutivo que la actividad fabril se retrae, confirmando una tendencia preocupante.


La industria manufacturera PyME comenzó el año con una fuerte caída. En enero, se registró una merma del 30 % en la facturación del sector medida a precios constantes respecto del mismo mes del año pasado. 

De acuerdo a datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, es el segundo mes consecutivo que la actividad fabril se retrae confirmando una tendencia preocupante. En la comparación mensual desestacionalizada, también se registró un descenso del 9,1 por ciento.

Las empresas operaron con 70,8 % de su capacidad instalada, mostrando un declive de 2,3 puntos porcentuales frente a diciembre. El sector industrial está sintiendo fuerte el deterioro en el poder adquisitivo de la gente y la pérdida de competitividad en los mercados mundiales, que afecta a las empresas de perfil exportador. 

Igualmente, la reducción de la producción suele ser un proceso gradual, ya que implica decisiones sobre inversiones, empleo y otros factores.

Por otra parte, la menor demanda de materias primas e insumos provocó que disminuyera considerablemente la cantidad de industrias que reportan problemas de reposición de stock. El número de firmas que enfrentaban dificultades para reponer sus stocks se redujo a un 38,8 %, en comparación con el 53,4 % registrado en diciembre de 2023.

En síntesis, las industrias PyMEs se preparan para un panorama complejo en los próximos meses. La rentabilidad industrial está siendo amenazada por diversos factores: La baja en el consumo, producto del debilitado poder adquisitivo, sumado a la persistente inflación y el inminente aumento de tarifas de servicios públicos como la electricidad, generan un clima de zozobra y riesgo para la actividad industrial.

Estos resultados surgen del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora CAME, con una muestra que alcanzó a 413 industrias pyme a nivel federal.

Vale reseñar que todos los sectores manufactureros del segmento pyme tuvieron fuertes caídas en la comparación anual, pero los más afectados fueron “Papel e Impresiones” (-41,7 %) y “Químicos y plásticos” (-35,6 %).

En lo que hace a “Alimentos y bebidas”, el sector registró una baja del 22% anual a precios constantes en enero y de 8,7 % en la comparación mensual. Las industrias operaron con 75,9 % de su capacidad instalada, detectándose bajos niveles de inversión, subas constantes de precios, demoras en las entregas de productos y algunas desvinculaciones de empleos por falta de actividad. Hay preocupación en el rubro por la caída en las exportaciones y la pérdida de algunos mercados.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias