martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº3678

Política | 18 mar 2024

Tensión in crescendo

Kicillof cruzó a Milei por convocar a una rebelión fiscal: “Basta de mentir”

“Es gravísimo que un Presidente de la Nación llame a incumplir la ley”, planteó el gobernador bonaerense. Además, juzgó que “el plan económico es criminal”.


El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, salió al cruce del presidente Javier Milei por haber llamado a una rebelión fiscal en la provincia de Buenos Aires, luego de que el mandatario avalara los planteos del ahora diputado nacional de La Libertad Avanza, José Luis Espert

“Basta de mentir, no hay un impuestazo”, aclaró el mandatario, al tiempo que precisó que las subas fueron aprobadas por una “amplísima mayoría” en la Legislatura. 

Tras anunciar subas salariales del 13,5 % para empleados estatales, el mandatario sostuvo que “esto explica lo que hacemos con los impuestos para algunos que no saben o no quieren saber”.

“Quiero aprovechar para desarmar alguna mentiras que intentaron instalar: no podemos despilfarrar lo que no tenemos. Fuera de las mentiras, y me refiero al propio Presidente de la Nación, es que la provincia de Buenos Aires es la que menos gasto por habitante el año pasado”, exclamó y puso el acento en que ese dato se puede corroborar, pero para ello “hace falta estar despierto en las horas de trabajo para ver las estadísticas reales y no inventar cosas”.

En igual tono, aseguró que  “tenemos al Estado más austero de la Argentina y somos la provincia que menos recursos tiene y esto es una injusticia porque aportamos el 40 % y recibimos cerca del 20”.

“Es mentira que la provincia de Buenos Aires despilfarra, gasta en cosas que no sirve o gasta de más. Basta de mentir sobre esto”, reiteró y luego dio cuenta de cómo beneficiaron a ciertos sectores tanto desde el Banco Provincia como desde la Agencia de Recaudación, como a los productores debido a la sequía.

“Asistimos durante ese tiempo con un paquete impositivo que permitió dar beneficios de casi 100 millones. Se ayudó con 90 mil millones de pesos en crédito a los productores que tuvieron que atravesar esa situación. Otro tanto se puede decir para el inmobiliario urbano”, detalló el jefe del Estado bonaerense.

Acto seguido, planteó que “si alguien quiere asumir la defensa tiene derecho, pero no a decir que es un impuestazo. Aun para ellos es menor que lo que cobraba (la exgobernadora María Eugenia) Vidal”. 

“Lo que es cierto es que durante estos cuatro años le dimos más progresividad a los impuestos patrimoniales. Aumentan más para los propietarios que tienen campos más caros que lo que aumentan y disminuyen para propietarios pequeños y medianos”, pormenorizó.

“Invito al Presidente a que salga del encierro, que observe lo que sucede en los barrios. El plan económico es criminal en sus resultados porque la realidad es distinta, quizá no se ve en (la Quinta de) Olivos ni tuiteando obsesivamente en la madrugada. No esté viendo el daño y el sufrimiento”, reiteró.

En cuanto a los llamamientos a la rebelión fiscal, fustigó: “No salgo de mi sorpresa y horror que provocan este tipo de declaraciones. Es gravísimo y nunca ocurrió que un Presidente llame a incumplir la ley, en este caso la ley impositiva de Buenos Aires”. 

“No sé dentro de que figura jurídica se encuadra, pero nunca pasó. El que juro cumplir la Constitución no lo está haciendo”, disparó.

También manifestó que “pareciera que estos raptos, ataques, verdaderas locuras, están dirigidas a una persona. No es la primera vez, ni siempre con la misma. Va rotando según el enojo y el rapto de ira. En este caso no es contra el gobernador, sino contra el pueblo de la provincia de Buenos Aires”.

“Después de ajustar jubilados, trabajadores, quiere generar un problema con las prestaciones, necesidades y derechos de los habitantes. Nadie está exento de recibir estas descargas que ocurren durante la madrugada”, ahondó.

Así las cosas, instó a “ponerle freno a un desquicio y a la creencia de que es por raptos que se toma las decisiones. No se puede gobernar por impulsos, uno se pregunta como pretende gobernar en general y a un país. Tal vez sea una venganza por lo que ocurrió con el Decreto de Necesidad y Urgencia”.

Y justamente al aludir al DNU de desregulación económica, advirtió que “no hay un solo artículo que beneficie a la provincia de Buenos Aires”. 

“Sabemos que esto ocurrió después de que se cayó la Ley Ómnibus. Supimos que el Presidente quería fundir a las provincias, empezó con los memes y retuits. Es grave la violencia, persecución”, enfocó.

Kicillof recordó que “tenemos un Presidente que dijo que se iba a cortar un brazo si subía algún impuesto, pero el impuesto país lo subió y ahora pretende subir el impuesto a las ganancias a más de un millón de laburantes mientras también sube los boletos de colectivos y las boletas de luz y gas”.

“Con estas decisiones de no cumplir leyes tributarias se trata de desintegrar las capacidades del Estado, incluso la unidad nacional”, alertó, aunque aclaró que su gestión “no va a abandonar al pueblo de la Provincia”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias