martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº3678

Municipios | 24 mar 2024

Reclaman acciones urgentes

Convocante asamblea de vecinos por la incesante inseguridad en Coronel Pringles

Sectores de la comunidad local mantuvieron un encuentro con autoridades policiales exigiendo el cese de lo delitos. Llamó la atención la ausencia de funcionarios de la Municipalidad.


Los permanentes hurtos y robos en Coronel Pringles desencadenaron una reunión de vecinos en el club de rugby de esta ciudad del sudoeste bonaerense con autoridades policiales para reclamar urgentes medidas para terminar con estos hechos que se reiteran desde hace dos años y paralizan la vida normal de los vecinos.

Estos delitos recurrentes son llevados a cabo en su mayoría por un grupo de menores de edad y algunos mayores que mantiene en vilo a la población, y a estos hechos se suman abigeatos en establecimientos rurales del partido, punto en el que se destaca el ocurrido el último viernes en la chacra del productor Santiago Bertolotto, a quien le faenaron tres terneros de 180 kilos de peso cada uno.

Este mismo productor sufrió un hecho de similares características un año atrás cuando le faenaron otros tres vacunos en su campo, e indignado decidió colgar las cabezas de los ejemplares que habían quedado tirados en su potrero en el mástil de la plaza municipal, en señal de protesta. Esa decisión no le devolvió los animales pero sí le costó una multa de 114 mil pesos, según determinó la Justicia de Faltas local.

“Para esto sí son rápidos los de la Justicia, pero para condenar a los autores no. Abigeatos hubo siempre en Pringles y no conozco que ninguno se haya aclarado”, dijo, muy indignado, el productor.

La asamblea popular de vecinos reunió gran cantidad de asistentes de distintos sectores de Pringles, en especial de barriadas más afectadas por los delincuentes, que cada día en horas de la noche –según relatos de los presentes– recorren la ciudad tanteando puertas o vehículos estacionados para encontrar algún acceso que les permita ingresar a propiedades y robarse todo lo que puedan.

Algunos señalaron que la policía y las autoridades municipales conocen muy bien los nombres y las familias que delinquen permanentemente en el distrito, y advirtieron que se juntan en algunas esquinas en tono amenazante menores –tanto varones como mujeres– para observar el movimiento de cada casa: en pocas palabras, hacen inteligencia. La incidencia de la droga en estos delincuentes, también fue marcada por los presentes, quienes sugirieron que esta situación incide mucho en la actitud de estos chicos.

Presente en el mitín vecinal estuvo el jefe de la Policía Comunal local, comisario Juan Carlos Bahía, quien después de explicar a los vecinos cómo deben moverse las fuerzas de seguridad acatando el sistema judicial vigente, expuso por su parte las limitaciones y las pruebas que deben recoger ante cada hecho para que el juez de Garantías decida encarcelar o dejar libre al autor del delito.

Por otra parte, destacó la necesidad de contar con más efectivos para mejorar el accionar policial y la promulgación de nuevas leyes para el tratamiento de delitos cometidos por menores.

En otro orden de cosas, los presentes hicieron notar la ausencia de autoridades municipales, con la única presencia de un referente de La Libertad Avanza, el concejal Gustavo Bottini.

La comunidad pringlense mostró una fuerte preocupación por los delitos permanentes que sufren en sus hogares por parte de estos grupos perfectamente identificados, pero ignorados por la “Justicia garantista”, según la bautizaron varios de los asistentes.

Lo más preocupante es que últimamente los delincuentes no solo roban casas vacías, en el delito que popularmente se conoce como “escruche”, sino que desde hace un tiempo ingresan en horas de la madrugada y con familias adentro, lo que representa una “entradera”.

Esto puede terminar en una desgracia que después vamos a lamentar”, afirmaron algunos vecinos que observan con preocupación que, ante la indefensión por parte de la justicia, muchos pringlenses se han armado y el peligro que eso implica.

“Va a ocurrir una desgracia en cualquier momento, y va a ser grande, porque lamentablemente el que tiene un arma la va a usar y se va a defender”, fue la dura advertencia de uno de los vecinos presentes en la reunión.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias