martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº3678

Interés general | 2 abr 2024

Salud

No existe un “nivel seguro” de consumo de alcohol o de tabaco durante el embarazo

Es crucial entender los riesgos vinculados con la ingesta de estas sustancias durante la gestación. Es un notorio peligro para el bebé.


Es común que las personas embarazadas se sientan tentadas a consumir alcohol o tabaco en ciertos momentos. No obstante, es importante tener en cuenta que esta práctica, lejos de ser inofensiva, puede tener consecuencias devastadoras para el desarrollo fetal.

La doctora Valeria Valko, médica ginecóloga de OSPEDYC, destaca la importancia de concientizar sobre los riesgos asociados con la ingesta de estas sustancias durante el embarazo tanto para la madre como para el bebé en gestación.

Es posible que las mujeres se sientan con ganas de consumir alcohol o tabaco, ya sea por hábitos anteriores o simplemente por festejar. Sin embargo, es crucial entender los riesgos vinculados con el consumo de estas sustancias durante esta etapa de la vida, ya que resultan en un peligro para la salud del bebé

“Aunque algunas personas crean que cantidades pequeñas son seguras, la realidad es que cualquier cantidad de alcohol puede tener efectos adversos graves en el feto, como restricción del crecimiento prenatal o postnatal, anomalías craneofaciales, trastornos visuales y auditivos, hiperactividad infantil, muerte embrionaria/fetal, entre otros. Por lo tanto, se recomienda enfáticamente que las mujeres embarazadas eviten completamente el consumo de alcohol”, expresó Valko.

Los efectos nocivos del tabaco durante el embarazo son motivo de gran preocupación. Con más de 4 mil sustancias químicas, muchas de ellas cancerígenas, el tabaco puede ocasionar diversas complicaciones, como un mayor riesgo de parto prematuro, disminución del peso del recién nacido, un aumento de las enfermedades respiratorias en el recién nacido, entre otros problemas.

La especialista puso de relieve que “la salud y el bienestar de la madre y el bebé son nuestra máxima prioridad. Es esencial que todas las mujeres embarazadas comprendan los riesgos vinculados al consumo de alcohol y tabaco, y tomen medidas para proteger la salud de su hijo en gestación”.

Así las cosas, es crucial abstenerse por completo del consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo. 

“Llamamos a la concientización a todas las mujeres embarazadas o en búsqueda de un embarazo a suprimir la ingesta de alcohol y tabaco. Además, es fundamental buscar ayuda profesional si existe dificultad para dejar estos hábitos”, concluyó la médica.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias