viernes 12 de abril de 2024 - Edición Nº3674

Política | 2 abr 2024

1982 - 2 de abril - 2024

El intendente de Río Grande lamenta la “desmalvinización” perpetrada por el Gobierno

“Hay una clara intención de poner en valor la posición británica en Malvinas, al punto de no hacer ni siquiera ningún reclamo formal desde la Cancillería”, expresó Martín Pérez.


El intendente de Río Grande, Martín Pérez, destacó “postura unificada” que hay entre intendentes y gobernadores sobre la cuestión Malvinas, pese a pertenecer a distintos signos políticos, posición que no es acompañada por el Gobierno nacional.

“La vigilia por la gesta de Malvinas es un momento muy especial, se vive de una manera particular en Río Grande. Hace 29 años, un grupo de veteranos se reunió en la costa del Mar Argentino acá, en nuestra ciudad, encendieron un tacho, y empezaron a hacer un reclamo que se mantuvo persistente en estas tres décadas y logró que se una, en un clamor popular, todo el sentimiento de nuestra ciudad”, contextualizó el jefe comunal en declaraciones a Radio Perfil.

En torno al encuentro de este año, explicó que “había cerca de 30 mil personas acompañando a los veteranos, que conmemoran en esta vigilia a los caídos en Malvinas, a los compañeros que dejaron en la guerra y que además nos llama a la reflexión no sólo del pasado de la cuestión Malvinas, sino a pensar también nuestro presente y futuro”.

En cuanto a la cancelación del histórico desfile de veteranos, lo enmarcó “en que hay una política de desmalvinización por parte del Gobierno nacional”. 

“Estamos convencidos que desde el 10 de diciembre del año pasado Argentina ingresó en un proceso de desmalvinización que se ve evidenciado en varios aspectos. El primero, que hay una clara intención del Gobierno de poner en valor la posición británica en Malvinas, al punto de no hacer ni siquiera ningún reclamo formal desde la Cancillería. La visita del ministro de Relaciones Exteriores, David Cameron, a Malvinas, es un claro hecho que perjudica la posición Argentina”, puntualizó García.

Acto seguido, habló también de “una lógica de ‘buena vecindad’ con el Reino Unido, muy parecida a la del acuerdo Foradori-Duncan, que se implementó entre 2016 y 2019. Una política que sólo favorece la posición británica. Poco se dice también del avance en términos de armamento militar en la zona del Atlántico Sur”. 

Los ejercicios militares son persistentes, la explotación de nuestros recursos naturales es creciente en la zona aledaña, y la inversión británica, por ejemplo en la construcción de un nuevo puerto, tampoco ha recibido el repudio de nuestra Cancillería en los foros internacionales”, acotó el dirigente camporista.

“Tal vez, en la superficie, lo que se ve es una discusión por el desfile, pero lo más preocupante tenemos que evaluarlo desde el accionar de la Cancillería”, sentenció Pérez.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias