lunes 15 de abril de 2024 - Edición Nº3677

Interés general | 2 abr 2024

Nuevas tecnologías

Brecha de género en tecnología, un obstáculo para el desarrollo

Esta desigualdad no sólo limita el desarrollo profesional de las mujeres, sino que también impacta negativamente en la competitividad del país en el mercado global.


En la década de 1980, cuando las computadoras personales comenzaron a popularizarse, las mujeres estaban en gran medida excluidas de este nuevo mundo tecnológico. Esto se debía a una serie de factores, como la falta de acceso a las computadoras, la estereotipación de las habilidades informáticas como “masculinas” y la falta de mujeres en puestos de liderazgo en el sector tecnológico.

En la década de los 90 se hicieron algunos esfuerzos para abordar la brecha digital de género. Se crearon programas para enseñar a las mujeres sobre las TIC y se promovió la participación de las niñas en las carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Sin embargo, la brecha persiste y muchos programas fracasaron.

A pesar de los avances en materia de igualdad de género, la brecha entre hombres y mujeres en el sector tecnológico argentino sigue siendo una realidad que no es abordada de forma integral. 

Esta desigualdad no sólo limita el desarrollo profesional de las mujeres, sino que también impacta negativamente en la competitividad del país en el mercado global.

Incluso un estudio de McKinsey Global Institute estimó que la economía global podría perder hasta 12 billones de dólares para 2025 si no se cierra la brecha de género en el mercado laboral.

Datos de personal femenino en empresas tech

En las principales empresas tecnológicas, las mujeres son minoría. Específicamente, en Apple, Google y Microsoft, la proporción de personal femenino es del ronda entre el 33 % y 34 % de su fuerza laboral total. 

Del personal femenino en estas empresas solo el 31 %, 28 % y 26 % ocupan puestos de liderazgo. En América Latina la cantidad de mujeres que trabajan en IT es sólo de un 23 %. En ese contexto se destaca Chile como el país de menor presencia femenina (18 %) versus Argentina, el de mayor participación (45 %). Esos y otros datos forman parte del estudio Mujeres en TI, elaborado por IT-Talent Research, la unidad de investigación del head hunter. 

¿Qué podemos hacer para reducir esta brecha?

Promover la participación de las niñas en las STEM desde la escuela primaria. Es fundamental incentivar a las niñas a interesarse por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Visibilizar a las mujeres en el sector tecnológico. Es necesario dar a conocer las historias de mujeres exitosas en el ámbito tecnológico para que sirvan de referentes para las niñas.

Implementar políticas públicas que favorezcan la conciliación de la vida laboral y familiar. Las mujeres siguen siendo las principales responsables del cuidado del hogar y la familia, lo que dificulta su desarrollo profesional en el sector tecnológico.

Fomentar la inversión por parte de empresas inversoras en proyectos liderados por mujeres. Es necesario que las empresas inversoras comprendan que invertir en proyectos liderados por mujeres no solo es una cuestión de justicia social, sino también una buena inversión.

De los datos sobre esta brecha se puede ver que cuatro de cada diez mujeres que ocupan roles tecnológicos o de innovación provienen de otros sectores orientados a las habilidades blandas, evidenciando una falta de representatividad de mujeres en carreras universitarias STEM.

Reducir la brecha de género en tecnología no es sólo un desafío para las mujeres, sino para toda la sociedad. Es necesario un compromiso conjunto del sector público, privado y educativo para construir un sector tecnológico más justo, igualitario y competitivo.

“Estamos comprometidos en cerrar la brecha de género de forma bidireccional en la industria. Por un lado, internamente, donde se evidencia un impacto en el incremento del porcentaje de mujeres en la empresa, muchas de las cuales ocupan roles de alto nivel jerárquico. Por otro lado, capacitamos a más mujeres, proporcionándoles las herramientas y el apoyo para su inserción en el mercado tech. Este camino es más largo, sinuoso y desafiante, ya que requiere el compromiso no solo de una parte, sino de todo el sector que poco a poco está rompiendo los sesgos”, cierra Alexandra Crespo, Career Services Manager de Le Wagon para Latinoamérica. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias