martes 16 de abril de 2024 - Edición Nº3678

Política | 3 abr 2024

Inoperancia oficial

Habló el “ministro dengue”: justificó la falta de repelente y ninguneó la vacuna

Mario Russo desestimó los cuestionamientos a su gestión, ya que “confunden trabajar con perfil bajo con inacción”. Con un brote que ya se cobró 130 víctimas fatales, dijo que “estamos en una fase de recabar datos”.


En medio del dramático  brote de dengue agudizado por la escasez de repelente y espirales contra los mosquitos, finalmente se decidió a hablar en público el ministro de Salud, Mario Russo, quien se limitó a decir que hay un “cuello de botella” en la provisión de los productos para combatir al vector de la enfermedad y afirmó que la vacuna “no es de utilidad”.

Esto fue un cuello de botella y se va a subsanar en los próximos días. Hay algunos laboratorios de producciones provinciales estatales que están empezando a producir en mayor cantidad. Estamos adaptándonos a una nueva realidad epidemiológica”, indicó el funcionario.

De todos modos, sostuvo que la escasez “es una situación heterogénea en Argentina”, dado que “hay lugares que son endémicos donde se encuentran repelentes y espirales. Y nosotros vemos que fundamentalmente en el ámbito de AMBA es donde más dificultades hay”.

Al aludir a la posibilidad de comenzar a aplicar la vacuna contra el dengue, manifestó que “la semana pasada, el director de la Organización Panamericana de la Salud brindó una conferencia de prensa en Washington y dejó muy claro que esta vacuna no es de utilidad, no es efectiva para mitigar un brote. Se necesitarían casi ocho años para mitigarlo”.

“La mirada que tenemos nosotros, como órgano rector que define calendarios de inmunización, es de suma prudencia. La vacuna que aprobó ANMAT ha superado la fase 3, se mostró segura y eficaz en personas de 4 a 16 años”, anexó Russo.

Así las cosas, dijo que “queremos recabar datos finales de fase 4, en Argentina y Brasil, para con la Comisión Nacional de Inmunización y ver en qué regiones y grupo etario sería útil aplicarla”.

Estamos en una fase de recabar datos para después tomar una decisión en forma conjunta con los especialistas y los organismos internacionales. En los próximos 60 días tendremos esa información”, prosiguió el ministro, quien evitó hablar de la falta de campañas de Nación para prevenir el dengue.

Por último, desestimó críticas ya que “confunden trabajar con perfil bajo con inacción”.

 “Creo que existe una mala interpretación de lo que es la acción o la inacción en esta nueva etapa de la Argentina. Desde mi cartera, visualizamos y diseñamos un ministerio con una función rectora, no con una función de prestador de servicios”, concluyó el médico.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias