lunes 27 de mayo de 2024 - Edición Nº3719

Policiales y Judiciales | 17 abr 2024

Maniobra

Lugones, ex APREVIDE, aceptó el abuso, evitó el juicio e irá a prisión, pero condicional

El abuso sexual simple ocurrió en 2019. A días del inicio del juicio oral, alcanzó in acuerdo con la Fiscalía y completó un juicio abreviado. Los detalles.


A apenas dos días del inicio del juicio por abuso sexual simple, el extitular de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (APREVIDE), Juan Manuel Lugones, alcanzó un acuerdo con la Fiscalía, aceptó el abuso, evitó el proceso oral y por ende fue condenado, pero de manera condicional.

Es que la fiscal Leila Aguilar acordó con la defensa de Lugones –titular de la APREVIDE durante toda la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal y los primeros meses de Axel Kicillof– la aceptación de la culpabilidad y de ese modo se acordó un juicio abreviado y una condena menor.

La misma implica seis meses de prisión, pero en carácter de condicional, la imposibilidad de contactarse con la víctima y una inhabilitación para ejercer cargos públicos por 8 años, tiempo en el que va a contar con antecedentes penales.

Todo esto fue refrendado por el juez que entiende en la causa, por lo que es sentencia firme, pero ¿por qué fue acusado y ahora condenado?

Lugones fue denunciado penalmente a fines de enero del año 2020 por una agente policial que ejerció como una de sus secretarias privadas y en la denuncia que dio inicio al expediente la mujer dijo que “al principio era muy amable, luego me empezó a preguntar cosas personales (…) de manera descolgada me llamaba y me decía que había reservado para cenar en algún lugar, yo le decía que no, le ponía excusas para rechazar la invitación”.

“Al otro día de la invitación me tenía que aguantar las caras de enojo y los tratos diferentes hacia mí, obviamente era por mi rechazo. En algunos casos me mandaba a trabajar a las llamadas ‘canchas castigo’, eran lugares en donde no se pagaban viáticos o eran de menos horas y se pagaba menos plata”, agregaba la víctima en su testimonio ante la UFI Nº 15 del Departamento Judicial La Plata, a cargo de la fiscal Cecilia Corfield.

La mujer dijo darse cuenta de la actitud de Lugones y que, según su percepción, era evidente que su jefe quería mantener una relación íntima con ella, algo que también fue advertido por testigos que coincidieron con el testimonio expuesto en sede judicial, aunque a la denuncia se agregaron audios y capturas de conversaciones vía WhatsApp.

El pasaje más “pesado” en materia acusatoria de la denuncia es un episodio en el que la damnificada acusa a Lugones de haberle tocado los glúteos: “(…) habíamos ido a la cancha de Aldosivi, en Mar del Plata. Lugones iba en la ruta junto a su chofer y su segundo adelante, nosotros (policías) atrás, éramos ocho distribuidos en dos camionetas. En un momento nos hace parar en medio de la ruta y nos dice de sacarnos una foto en la caja de la camioneta. Poniendo un pie en el estribo, siento unas manos en mi cola que me empujan hacia arriba y, cuando miro para atrás, era Lugones quien lo había hecho. Le pregunté qué estaba haciendo y me respondió: ‘Disculpame no me di cuenta’; para todo esto mis compañeros estaban mirando y me preguntaron por qué no le había dado un cachetazo. Yo no reaccioné en el momento”.

Las insinuaciones constantes y los abusos de autoridad de los que hablaba la denunciante no terminaron allí, ya que en otra de las fojas se describe que en ocasión de haberse alojado junto a sus compañeros y jefes en el Hotel Provincial de Mar del Plata, Lugones “me mandó a decir por medio de dos compañeros que quería que yo vaya a cebarle mates a su habitación”. La agente agregó que tras otro operativo similar “Lugones armó la distribución del personal en el hotel de Mar del Plata de modo tal que yo quede sola en una habitación en el mismo piso que él (…) una compañera me confirmó que mientras yo dormía Lugones entró en mi habitación con una tarjeta”.

Oportunamente, y con la denuncia consumada, el propio Lugones la calificó de “una burda maniobra”, al sostener que “mi continuidad en esta agencia decidida por el nuevo ministro (de Seguridad, Sergio Berni) tuvo que ver con una transparente forma de trabajar y con los resultados al frente de la APREVIDE”, y recalcó que “claramente a algunos no les convenía y fueron los encargados de armar esta burda maniobra denunciando por falsos motivos y publicitando esa denuncia un día antes que el gobernador (Kicillof) firme mi designación”.

Pues bien, no eran una burda maniobra sino una denuncia con fundamentos, y ahora el sujeto fue condenado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias