lunes 27 de mayo de 2024 - Edición Nº3719

Economía | 30 abr 2024

Tensa calma

Lacunza advirtió por los “peligros” del atraso cambiario

El extitular del Palacio de Hacienda sostuvo que es “menos manejable” con “una economía que no recupera”. Proyectó que “el activo político de que la calle banca” al Gobierno “se puede empezar a erosionar”.


El exministro de Economía de la Nación y de la Provincia, Hernán Lacunza, descartó que vaya a suceder un rebote económico tal y como lo vienen anunciando desde el Gobierno, al tiempo que consignó que “lo que vivimos es más una crisis de insuficiencia de demanda”. 

“Estas son más parsimoniosas, más con forma de ‘U’ asimétrica, que cae mucho y después rebota de a poquito. El rebote en ‘V’ se da en crisis de oferta como ocurrió con la pandemia, en donde cerrás comercios y fábricas, y después abrís pero con toda la capacidad instalada y los ingresos que se mantuvieron”, graficó en declaraciones a LN+.

En tanto, subrayó que “el riesgo a evitar es que sea una ‘L’, una caída. Y todavía no se ve el piso. Según los números disponibles de marzo y preliminares de abril, marzo fue inclusive peor que febrero, por lo que no hay tal cosa como un rebote todavía. Caen muchos sectores a dos dígitos”.

Pese a que reconoció el pesado lastre legado por la administración de Alberto Fernández, el economista indicó que tiene cierta “ficción” el relato libertario sobre la herencia y fue parte del método que eligió Javier Milei para intentar controlar la inflación, sumado al “ajuste fiscal severo, la no convalidación con emisión monetaria y el incipiente atraso cambiario”.

“Se necesita que baje la inflación, que es el objetivo de primer orden y casi excluyente que tiene el Gobierno, el cual es sano y bueno porque la inflación mata, pero hay que tener en cuenta que la economía es un sistema, y que si te concentrás en un solo objetivo, entonces desatendés los otros”, acotó el cuadro de Cambiemos.

En igual tenor, planteó que “la recesión es muy aguda, y el riesgo es que se consiga una inflación baja, pero a costa de un atraso cambiario incipiente y manejable, por ahora, pero peligroso dentro de cinco meses, y menos manejable, con una economía que no se termina recuperando. En ese entonces, el activo político de que la calle lo banca se puede empezar a erosionar”.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias