lunes 27 de mayo de 2024 - Edición Nº3719

Campo | 30 abr 2024

Agroperspectivas

El trigo lidera subas y ventas en el mercado de granos

Los valores fueron a la suba, con insumos que ya habían bajado. Llegaron a un punto que genera rentabilidad y la comercialización se disparó.


Por Dante Romano (*)


El trigo venía con precios muy deprimidos por la gran oferta rusa a precios bajos, pero una combinación de factores a nivel internacional generó una disparada de precios: los ataques rusos a puertos ucranianos; seca en Rusia, Europa y EE UU -que están poniendo las producciones en riesgo-, y recompras de fondos especulativos que están vendidos y todavía tienen poder de fuego.

Los fondos especulativos compraron 2 millones de toneladas de futuros y opciones de trigo en Chicago en la semana cerrada el 23 de abril. La posición neta sigue en 14 millones de toneladas vendidas, por lo que todavía queda mucho poder de fuego.

En nuestro país, los valores del trigo nuevo fueron a la suba, con insumos que ya habían bajado. Llegaron a un punto que genera rentabilidad y las ventas se dispararon. En las últimas dos semanas las ventas a precios mejoraron, llegando a valores por encima de la media para esta época del año. Sin embargo, estamos recién al 50 % de comercialización de la cosecha, cuando deberíamos estar superando el 60 por ciento.

En las posiciones de trigo nuevo, pasamos -sin mucha escala- de precios deficitarios de los 180 dólares por tonelada, a precios que generan ganancia en la zona de los 220 dólares/tonelada. No debemos olvidar que los stocks mundiales siguen abultados, y que la situación que estamos describiendo en lo productivo podría revertirse.

Preocupaciones en soja y maíz

En lo internacional el foco está pasando a EE UU donde se siembra a buen ritmo, pero en fases iniciales. Se aguardan lluvias que podrían demorar ese proceso. Esto gatilló también salida de fondos. Sin embargo, la devaluación del real frente al dólar, mientras que en Argentina mantenemos el ritmo de devaluación (quedándonos caros contra los competidores), generó fuertes ventas del país vecino.

En nuestro país, las lluvias intermitentes se llevan el foco. Si bien tuvimos algunos días que permitían la recolección, se enfocó más en levantar la soja que es más susceptible a daños por excesos de humedad. No obstante, sobre mediados de semana volvieron las lluvias, y se cortó la llegada de mercadería por algunos días. El pronóstico marca que esa variabilidad siga.

La lenta cosecha con barcos que van llegando, fábricas que necesitan materia prima para moler, y atraso en ventas genera un cóctel explosivo que lleva a sobreprecios. De generalizarse el clima seco, esto podría cambiar rápidamente.

¿Qué sucede con las divisas?

Por un lado, el petróleo volvió a subir esta semana, dando respaldo a los granos por su ligazón via biocombustibles, pero, por el otro, el dólar retomó su revaluación, lo cual es negativo.

En el caso de Argentina, al mantener el ritmo de devaluación del peso inalterado, en un contexto donde Brasil y China aceleraron, pierde competitividad en las exportaciones de maíz, soja y subproductos. La semana pasada, vimos varios llamados de distintos sectores a eliminar derechos de exportación. Pero con un gobierno enfocado en sostener el superávit fiscal, en un contexto de caída de la actividad que se llevaría la recaudación a la baja, parece poco probable que esto ocurra.

Si en el último trimestre del año la situación pasa a mejor y se consolida en el primero del 2025, quizás esto podría analizarse. Aún así, llegaría tarde para el trigo y para las ventas anticipadas de maíz y soja.

Los insumos, en tanto, han bajado un escalón, y se espera la implementación de menores aranceles a la importación. La combinación de precios en suba e insumos a la baja están llevando a la relación insumo/producto a niveles más razonables.


(*) Profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias