jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº3722

Interés general | 3 may 2024

Prima la desigualdad

Acceso a la educación con herramientas digitales, desafío del futuro inmediato

La tecnología educativa debe fortalecer al sistema y estar alineada con los objetivos de aprendizaje. En concreto, el ideal es complementar y no sustituir la interacción cara a cara con los docentes. 


La implementación de nuevas tecnologías y sobre todo de la inteligencia artificial (IA) en la educación, plantea desafíos en términos de equidad y acceso a equipos y recursos. 

Aunque la educación está cada vez más ligada a la conectividad  como condición necesaria, pero no suficiente, para mejorar los sistemas educativos, esta última no es igual para todos. 

A nivel global, sólo un porcentaje limitado de escuelas tienen acceso a Internet: el 40 % en primaria, el 50 % en primer ciclo de secundaria y el 65 % en segundo ciclo. A pesar de esto, la mayoría de los países de América Latina cuentan con leyes o políticas destinadas a mejorar esta situación. La aplicación de la tecnología digital varía en función del nivel socioeconómico de la comunidad, la disposición y preparación del docente, el nivel educativo y los ingresos del país

El informe GEM 2023 elaborado por la UNESCO, sostiene que los sistemas educativos deben garantizar siempre que los intereses del alumnado se sitúen en el centro y que las tecnologías digitales sean utilizadas para apoyar una educación basada en la interacción humana en lugar de pretender sustituirla. La prioridad deben ser los resultados de aprendizaje y no los aportes tecnológicos. Para ayudar a mejorar el aprendizaje, la tecnología digital debe complementar y no sustituir la interacción cara a cara con los docentes. 

La tecnología tiene que potenciar los sistemas educativos y estar en sintonía con los objetivos de aprendizaje. Para ello, los gobiernos deben tener en cuenta entre varias cuestiones lo siguiente:

-Enfocarse en cómo la tecnología digital puede respaldar a las personas en situación de vulnerabilidad para que todos puedan aprovechar su potencial, sin importar su origen, identidad o capacidades, y asegurar que los recursos y dispositivos digitales cumplan con estándares de accesibilidad reconocidos a nivel mundial.

-Establecer objetivos nacionales de conectividad significativa a Internet en todas las escuelas, y orientar las inversiones para que docentes y estudiantes se beneficien de una experiencia en línea segura, productiva y accesible, en consonancia con el derecho a la educación gratuita.

En Argentina, en la actualidad, hay gobiernos que están liderando un proceso de transformación educativa incorporando recursos innovadores como herramientas complementarias para el aula. Matific, como recurso digital gamificado para la enseñanza y aprendizaje de las matemáticas, es ejemplo en lo que refiere a políticas públicas en tecnología de la educación. Equipos de gobierno de gestión educativa encuentran un instrumento pedagógico que entusiasma a los estudiantes y favorece aprendizajes significativos.  

A través de experiencias lúdicas, personalizadas y vinculadas con los contenidos oficiales nacionales, los docentes lo incorporan  en su planificación y reciben informes permanentes del desarrollo y desempeño de cada trayectoria escolar.

“Estos juegos tienen una intención pedagógica, que les permite desarrollar sus capacidades en matemática y fomentar la comprensión lectora, por lo que creemos que Matific ha sido una de las mejores propuestas e inversiones educativas en todas las escuelas y jardines municipales”, asegura la vicedirectora de la Escuela Municipal Ernesto Molinari Romero, Emma Rodríguez, de la ciudad de Córdoba.

Matific propone más de 3.200 “juegos” offline y online que potencian la creatividad, la concentración y la curiosidad mediante la resolución de problemas lógicos y matemáticos para estudiantes desde el nivel inicial hasta sexto grado de la primaria. 

“Co-diseñamos con los equipos técnico-políticos de gobiernos,  la implementación de Matific como una política pública única y específica. Definimos objetivos y un universo de estudiantes y escuelas a cubrir, coordinamos y organizamos las formaciones docentes o a formadores de formadores, garantizamos un soporte constante durante la implementación, análisis de datos e impacto sobre los aprendizajes. Buscamos que sea una aliada de los gobiernos en la recuperación y aceleración de aprendizajes después de la pandemia  en la visión de reducir las brechas entre los países de América Latina y la OCDE, así como las desigualdades en cada país”, sostuvo Pablo Donoso, BD Government Specialist LATAM en Matific. 

Matific es una de las propuestas de valor que la Municipalidad de Junín de la provincia de Buenos Aires ofrece en su Escuela de Robótica y Casitas del Saber.

“Es una política que el Municipio implementa en conjunto por medio de las áreas de Educación y de Ciencia y Tecnología, para trabajar precisamente la educación a través de las nuevas tecnologías que ya llegaron y no se pueden descuidar. Se trata de una plataforma por la cual los chicos y chicas aprenden matemáticas por medio del juego, en un ambiente seguro, cómodo, entretenido y que pueden trabajar en sus casas también”, resumió Walter Petrecca, subsecretario de Ciencia y Tecnología del Municipio.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias