jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº3722

Interés general | 8 may 2024

Tecnología

Juego online: ¿Qué tener en cuenta antes de empezar?

Hoy los momentos “muertos” del día cobran vida con los juegos, fundamentalmente desde el celular. Pero hay otros dipositivos, y diversidad de opciones. Pase y vea.


Jugar en los ratos libres es una actividad que se ha extendido en diferentes sectores de la población, desligándose del marco mental del pasado que la vinculaba únicamente a los más jóvenes. Se calcula que, en Argentina, tres cuartas partes de la población se conecta regularmente a la red para pasar un momento de ocio frente a las pantallas. Si bien es cierto que son aquellos de más temprana edad los más habituados, esta práctica seduce cada vez más a un público más amplio y diverso.

Eso se debe, en gran parte, a la migración de este tipo de experiencias a los celulares, el dispositivo inteligente más usado en el mundo entero, seguido de la computadora. Además, la oferta se ha ampliado hasta límites inimaginables: desde títulos de gran sencillez hasta producciones de gran calidad gráfica. Según lo que uno busque para ocupar su tiempo libre, le encajará mejor una u otra opción, y en este artículo repasaremos algunos de los aspectos a tener en cuenta antes de iniciarse.

Tipología de juegos

Hay una inmensa cantidad de juegos y seleccionar uno entre todos ellos no es tarea fácil. Se debe tener en cuenta el género, pues no es lo mismo uno de acción de disparos que otro de retos mentales y resolución de problemas. Normalmente este proceso se hace interno, sin darle demasiadas vueltas a la cabeza, pues de forma interiorizada uno ya conoce aquello que más le puede llegar a gustar. Desde la simplicidad hasta la complejidad más absoluta: todo está disponible en el campo virtual.

Siempre es recomendable indagar un poco en el funcionamiento de la actividad elegida. Por ejemplo, en plataformas especializadas se puede consultar cuáles son las manos del póker antes de lanzarse a una partida o saber qué objetivo se tiene que atender en el último videojuego de estrategia top descargas. Para evitar posteriores sorpresas y pérdidas de tiempo innecesarias, nunca está de más empezar la andadura con un mínimo de base para sentirse cómodo y que nada sea imprevisible.

Dispositivos y tecnología

No menos importante es saber cuál será el dispositivo al que queremos dedicar tiempo. Es totalmente diferente un juego multiplataforma, que puede adaptarse al celular y a la computadora, que uno exclusivo para videoconsola. Actualmente la tendencia avanza hacia los teléfonos inteligentes pues, al ser portátiles, acompañan al usuario a lo largo del día y pueden ocupar cualquier rato libre de la rutina. Aún así, no es la única opción que contemplar para entretenerse.

Los más tecnológicos seguro que se fijarán en los avances rompedores y originales de los títulos ofertados. En la actualidad hay innovaciones que se han adaptado a la perfección al campo del ocio más puro, como puede ser la realidad virtual, el aprovechamiento de periféricos para una mejor experiencia o cómo la realidad aumentada se ha integrado en las cámaras de los diferentes aparatos. Hay combinaciones impensables hace unos años que quieren llevar la experiencia a un nivel más alto.

Transacciones y seguridad

Otro aspecto que no se puede pasar por alto en absoluto es la gratuidad o no de los juegos. Una de las tendencias habituales en la actualidad es que la entrada al título sea sin coste, aunque posteriormente se requiera algún tipo desembolso para avanzar o el consumo de publicidad. Pero no toda la oferta responde a un mismo patrón: sigue habiendo juegos de adquisición directa, en los que se realizan apuestas en función del momento de cada partida y hasta incluso algunos de suscripción.

Por último, pero no menos importante, está la seguridad del usuario. Todas las propuestas consideradas de primer nivel y debidamente reguladas deberían disponer de un sistema de protección bien detallado y fácilmente accesible para el jugador. La encriptación de la información, la garantía en las transacciones o la privacidad de los datos son tres de los puntos en los que uno debe hacer foco para sacar sus propias conclusiones sobre si la actividad en cuestión comportará o no riesgos en un futuro.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias