lunes 20 de mayo de 2024 - Edición Nº3712

Campo | 13 may 2024

Agroperspectivas

Avanza la trilla pero preocupan las ventas

La buena condición del tiempo permitió, en primera medida, un aumento en el envío de grano a puerto. La mayor oferta debería permitir mejorar márgenes pero no se acelera la comercialización.


TAGS: MAIZ, SOJA, TRIGO

Por Dante Romano (*)

En el plano internacional, tres temas dominaron la semana en el mercado internacional de granos: el exceso de lluvias en el sur de Brasil que podría “borrar” entre 2 y 5 millones de toneladas de soja, y complicar la siembra de trigo; la baja condición de cultivos de trigo en EE UU, parte de Europa y Rusia, y los datos del USDA que sugieren menores stocks que los esperados en maíz y trigo, y mayores en soja.

Los fondos especulativos explican gran parte de la suba de la última semana: compraron 11 millones de toneladas de soja y otro tanto de maíz. En trigo la compra fue más modesta, pero con un menor nivel de participación de especuladores, también se sintió un viento de cola para los precios. El problema es si podrán sostenerse a futuro.

Soja

Gracias las buenas condiciones climáticas, la industria se mostró más tranquila y tratando de recomponer el margen. Pero las compras continúan “muy lentas”. No llegamos al 9 % de la cosecha vendida con precio cerrado, cuando lo normal es casi 20 % a esta altura del año.

Pasado el período donde el productor se encuentra con las presiones financieras de todos los años que lo obligan a vender, a fin de mayo y fin de junio, las ventas serán todavía peores. Para poder seguir vendiendo subproductos es posible que las fábricas deban convalidar precios más altos para el poroto, resignando margen. También es posible que la menor oferta argentina termine haciendo subir los premios, como ha ocurrido en los últimos meses.

Maíz

Por otro lado, la trilla de maíz está en el impase entre temprano y tardío en muchas localidades, mientras que en otras cede la capacidad operativa a la soja (que tiene más chances de perder rinde por exceso de humedad si se demora).

En cuanto al maíz tardío, los estimadores están confluyendo a las 46 mill.tt. de producción para Argentina. Esto va en línea con las 10 millones de toneladas que estiman los privados que se perdieron por la combinación de factores climáticos y el spiroplasma.

Pero, según el especialista, el USDA no comparte y sólo bajó su proyección 2 millones, a 53 millones de toneladas. Igualmente, es importante recordar que el Departamento de Agricultura Norteamericano siempre es remiso a hacer cambios radicales hasta tanto las evidencias sean contundentes. El problema es que para cuando eso suceda estaremos viendo otra cosa: la definición de los rindes de EE UU.

La comercialización de maíz a precio en Argentina también sigue por debajo del ritmo habitual, lo que complica la concreción de negocios.

Trigo

El mercado de trigo siempre es más complejo de analizar por la gran cantidad de proveedores y compradores disponibles en el mercado, pero estamos en el momento donde se definen los rindes del hemisferio norte. Tanto Rusia como Ucrania, EE UU y (en parte) Canadá vienen con problemas de seca y heladas, aunque en la última semana también vimos una mejora en las condiciones climáticas, por lo que el final sigue abierto.

La cola de buques por cargar en Argentina se achicó, y el destino mayoritario es Brasil, “lugar que -tras los excesos de lluvia en la zona productiva clave de Rio Grande do Sul- querrá asegurarse el aprovisionamiento.

A la vez, es muy probable que los precios del trigo argentino sólo sean competitivos para embarques a Brasil. Los molinos que venían con un nivel de compras altos, están ahora muy limitados y precisan salir a comprar, justo cuando el mercado se dinamiza.

Pensando en el próximo ciclo, la mejora de precios, caída de insumos (que en gran parte ya se había producido semanas previas), y la buena reserva de humedad hacen que se espere un aumento de área mayor al esperado inicialmente.

En el lanzamiento de la cosecha fina, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires aumentó sus expectativas, pero los analistas privados están proyectando unas 2 millones de toneladas adicionales y la Secretaría de Agricultura ve una producción de 20 millones de toneladas.


(*) Profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias