jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº3722

Espectáculos | 13 may 2024

De altura

Espaldarazo para los vinos del Valle del Zonda

Por iniciativa de Bodega Xumek, Finca La Ciénaga logró el reconocimiento, registro y protección de la Indicación Geográfica (IG). La gran amplitud térmica y el viento fresco del sur generan un microclima especial que otorga a las uvas gran concentración, aromas salvajes y acidez natural.


San Juan logró una nueva IG (Indicación Geográfica) y, en la zona del Valle del Zonda, se celebra. Es que Bodega Xumek obtuvo el reconocimiento, registro y protección de la Indicación Geográfica (IG) La Ciénaga – Zonda.

Según la Resolución 8/2024 del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), publicada en el Boletín Oficial el pasado 7 de mayo, se anunció este reconocimiento que abre un nuevo capítulo en la historia vitivinícola de la región, consolidando su posición como un referente en la producción de vinos de alta calidad reconocida a nivel nacional e internacional.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Bodega Xumek (@bodegaxumek)

En tal sentido, el presidente de Bodega Xumek, Ezequiel Eskenazi Storey, expresó que “esto fue todo un proceso que nos ha llevado tiempo para lograr destacar el viñedo de altura y hacer conocer una calidad de terroir que, en cuanto a suelo y clima, es realmente excepcional, comentado por enólogos e ingenieros de todas partes, no solamente los que trabajan en nuestro equipo”.

“Hemos trabajado haciendo calicatas, estudiando los suelos, viendo el potencial calcáreo que tiene el terroir y la gran amplitud térmica. Esto llevó a plantar 50 hectáreas primero, a una altura de 1.470 y luego, hasta 1.530 metros sobre el nivel del mar en una microparcela de características excepcionales”, describió.

Asimismo, Eskenazi Storey ponderó la importancia de una IG para esta región: “Estamos convencidos que es un lugar muy especial y nos sentimos muy orgullosos de tener esta IG, que seguirá abriéndole puertas a los vinos de San Juan y que ya están revolucionando el mercado, por su calidad, por sus distintos terroirs, por los distintos caracteres y personalidades que tiene cada uno de ellos”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Bodega Xumek (@bodegaxumek)

Xumek nació con el sueño y perspectiva de Ezequiel Eskenazi Storey, gran inspirador del proyecto y apasionado en crear vinos singulares, definidos por el “terroir”. En la búsqueda de un lugar único, eligió el Valle de Zonda por sus valiosas características agroecológicas, situación geográfica y perfil de suelos.

El desafío de la transformación y la belleza natural del lugar fueron potentes motores para adentrarse en esta aventura ubicada en la Precordillera de los Andes, cuna del pueblo Huarpe y testigo de grandes acontecimientos históricos.

Xumek es una bodega que busca reflejar un lugar extremo y diferente. El viñedo es el verdadero protagonista, en armonía con la fauna y flora autóctona, en un entorno de naturaleza cruda y agreste.

Refleja la potencia y personalidad de La Ciénaga - Zonda en vinos puros, auténticos y distinguidos con la fuerza y balance que regala la particular Finca La Ciénaga.

El Valle de Zonda es una zona privilegiada con un microclima especial. Ubicado en el centro-sur de la provincia de San Juan y emplazado en un valle sinuoso de la Precordillera de Los Andes, posee un clima semi desértico con precipitaciones de 100 milímetros anuales.

Su amplitud térmica, acompañada del viento Zonda suave y permanente, genera un ambiente de gran sanidad para las uvas y el entorno ideal para elaborar grandes vinos. Es un área que fue declarada Indicación Geográfica gracias a sus atributos para la plantación de uvas y elaboración de vinos de alta calidad.

En este gran terreno natural, las viñas, con ejemplares traídos desde Europa, poseen unicidad y características especiales. Esto posibilita obtener uvas con diferentes perfiles en cuanto a sabores, frescura, madurez, concentración y texturas. Todo eso favorece a la elaboración de vinos innovadores combinando los mejores atributos de Finca La Ciénaga y así lograr expresiones únicas.

Esta finca se encuentra al sur del Valle de Zonda, sobre 1.470 metros de altura y con vertientes naturales de agua de deshielo. Allí crecen las uvas más preciadas de Malbec, Syrah y Pinot Noir, Cabernet Franc, Chardonnay y Sauvignon Blanc.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Bodega Xumek (@bodegaxumek)

Las aguas de deshielo surgen de una vertiente y son las que irrigan las vides por gravedad. Tras descender desde la cordillera de Los Andes por vías subterráneas, estas aguas llegan a la Precordillera y chocan con una falla geológica que las empuja hacia la superficie, formando una ciénaga de 20 hectáreas.

En este viñedo extremo, las temperaturas promedio son mucho más bajas que en el inicio del Valle. La gran amplitud térmica y el viento fresco del sur generan un microclima especial que otorga a las uvas gran concentración, aromas salvajes y acidez natural.

Vale reseñar que en Bodega Xumek se elaboran vinos de gran personalidad y características excepcionales. El equipo enológico, comandado por Daniel Ekkert, elabora varietales tales como Chardonnay, Malbec, Syrah y Pinot Noir Rosé que constituyen una línea que sorprende por su calidad y originalidad.

El espumante Extra Brut, base de Pinot Noir, es la joya del valle. Fresco, frutado, terso y vibrante. Para los amantes de los vinos dulces, el portfolio se completa con vendimias tardías de Sauvignon Blanc y Malbec.

Por último, Abismo Malbec de Finca La Ciénaga, el vino insignia, es un single vineyard de este magnífico paraje a 1.470 metros. Su crianza en roble nuevo durante 12 meses, armoniza con la fuerza varietal del Malbec y sus complejos aromas y sabores.

Reserva natural excepcional

Conscientes y comprometidos con la conservación, en Bodega Xumek, se desarrollan dos proyectos de cría experimental de guanacos y ñandúes para la reinserción en medio natural. Lo agreste del Valle permite que vivan en absoluta libertad zorros, pumas, guanacos, cóndores, águilas coronadas, en armonía con la flora local integrada por acerillo, algarrobo, jarilla, retamos, totora y juncos, entre otros. Se han implantado más de 10 hectáreas de bosque nativo, reproduciendo las semillas del lugar.

“Nuestro compromiso con el medio ambiente es absoluto. Además, sostenemos un gran respeto por el hábitat natural de los animales que históricamente conformaron la fauna del Valle de Zonda y fueron la base alimenticia de los pueblos Huarpes (pueblo originario que habitó la zona de Cuyo)”, cierran.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias