sábado 22 de junio de 2024 - Edición Nº3745

Policiales y Judiciales | 22 may 2024

Informe

Violó a una menor por más de 12 años y hasta tuvo dos hijos con ella: Cayó tras 3 años prófugo

Los ataques sexuales comenzaron en una vivienda de La Plata, cuando la víctima tenía 5 años. El implicado fue arrestado en Lanús, días atrás. El infierno en primera persona de la adolescente, las secuelas irreversibles, qué dijo su madre y los resultados de las pericias volcadas al expediente al que accedió ANDigital.


Las consecuencias que un hecho de estas características acarrea sobre la subjetividad conforman un daño irreversible, resulta imprescindible que la joven realice tratamiento psicoterapéutico”, se lee en el informe pericial al que accedió ANDigital, y que elaboró la psicóloga de la Asesoría Pericial de La Plata Verónica Silva Acevedo, perito que mantuvo sucesivas entrevistas con la víctima de este caso cuyas iniciales son CMR.

La investigación se inició el 15 de agosto del año 2020 con la denuncia radicada por la propia damnificada, descargo que hizo en la Comisaría de la Mujer y la Familia de la ciudad bonaerense de Roque Pérez a sus 17 años de edad, donde contó que era abusada desde los 5 por la pareja de su mamá, un hombre que trabajaba como transportista y que se llamaba Mario Javier Blanco, de 71 años.

Los abusos comenzaron con tocamientos en un domicilio de las calles 18 y 529 en Tolosa, partido de La Plata; los primeros hechos se daban cuando la madre de la menor de 5 años se iba a trabajar y Blanco quedaba al cuidado de ella. Cuando CMR cumplió los 7 años los ataques sexuales se agravaron y ya no eran solo manoseos; a los 10 se sumaron amenazas de muerte reiteradas y golpes en medio de los abusos, a los 15 años la menor quedó embarazada del imputado”, se lee en el descargo que la fiscal Patricia Hortel realizó para pedir la detención del abusador.

El infierno de CMR no terminó en su etapa de niñez, se prolongó en su adolescencia y a los 10 años fue mudada a la ciudad de Roque Pérez –centro de la provincia de Buenos Aires– donde tuvo a su primer hijo, que fue producto de las violaciones de Blanco, su madre creyó la versión inventada por el abusador –que además era su propia pareja–.

Es hijo de un muchacho de Santa Fe del que nada se sabe, sucedió cuando ella me acompañó en uno de mis viajes de trabajo”, le dijo el implicado en busca de impunidad. Ante la Justicia, la madre de CMR contó: “Mi hija me contó que había sido manoseada pero cuando la confronté con mi pareja ella lo negó todo, no es cierto que ella se quedaba sola con él ya que estaba con su hermano, yo dejé que ella viaje con Blanco porque él me dijo que necesitaba ayuda en el trabajo; del primer embarazo no supe nada hasta los 8 meses porque la nena usaba ropa holgada, ella también me dijo que era de un chico de Santa Fe”, fue la declaración bajo juramento expuesta en sede judicial por la mamá de CMR.

La carrera delictiva del abusador y su plan frustrado para salir impune

Los delitos que le imputa la Justicia a Blanco lo pueden poner tras las rejas durante más de 30 años. Tocamientos a una menor, corrupción de menores, amenazas de muerte agravadas (poseía una escopeta y balas aptas para el disparo), abuso sexual simple, y abuso sexual agravado reiterado con acceso carnal.

Nunca hubiese quedado tras las rejas de no ser por el coraje y el valor que tuvo la joven víctima para vencer el miedo a las amenazas de muerte, los detalles de modo, tiempo y lugar expuestos por la víctima sostienen la acusación, las violaciones se dieron en: un domicilio de La Plata, en medio de las rutas que el acusado recorría junto a la menor y en dos domicilios de Roque Pérez, uno ubicado sobre la calle Jujuy y el restante sobre Presidente Perón.

Los dos hijos que fueron producto de los abusos tienen hoy 12 y 10 años de edad. La Justicia confirmó que son hijos de Blanco por las pericias de ADN, y ANDigital accedió a esos informes que fueron definitivos para pedir el arresto del implicado.

“El análisis realizado en base a los resultados obtenidos no excluye a Jorge Mario Blanco como padre biológico de LD, los cálculos realizados estimaron una probabilidad de paternidad de 99,99999998 % y un indice de paternidad de 10.345.886.000; esto significa que son esas las probabilidades de que sea su padre biológico en relación a otro individuo tomado al azar de la población”, escribió desde la Asesoría Pericial de La Plata la perito María Isabel Ortiz, el mismo resultado se dio con las muestras cotejadas sobre el otro hijo, cuyas siglas son IJE.

El plan de impunidad de Blanco no solo incluía amenazas de muerte a la víctima, también incurrió en la vía recursiva judicial para poner en suspenso su pedido de captura librado el 7 de octubre del año 2021, el mismo fue convalidado por la jueza de Garantías Patricia Noemí Altamiranda –titular del Juzgado Nº 7 del Departamento Judicial La Plata–.

Al quedar firme su orden de arresto se profugó. La abogada particular de la víctima es Sandra Palazzo, quien siguió de cerca los avances de la causa penal y su constancia en el caso empujó a los investigadores a ser más exhaustivos en la investigación. Solo faltaba era detener a Blanco.

Su captura

Oficiales de la SubDDI de San Vicente llegaron a Blanco a partir de la ruta del dinero. El imputado cobraba una jubilación mensual y ese rastro fue chequeado por los investigadores. Acreditaron que percibía los pagos con una tarjeta de débito en un banco de Lanús.

Luego de tareas de vigilancia encubierta, supieron que se encontraba viviendo en un domicilio ubicado en la calle Donovan al 630, del mencionado distrito del Conurbano bonaerense sur.

Al arrestarlo le incautaron su teléfono celular, la tarjeta de cobro y tres tickets que corroboraban el pago que Blanco percibía. Ahora quedó tras las rejas y con una alta pena de prisión en expectativa. Será Justicia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias