sábado 22 de junio de 2024 - Edición Nº3745

Interés general | 29 may 2024

Sin precedentes

Cierran todas las estaciones de GNC y el Gobierno se escuda en el “otoño más frío”

“Tenemos una conmoción tremenda”, reconocieron desde la Cámara de Expendedores tras la notificación que se les interrumpía el suministro. En tanto, el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, se deshizo en excusas y alegó que no es “responsabilidad” del Gobierno.


Este miércoles se espera que cierren todas las estaciones de servicio que proveen GNC, de acuerdo a lo estimado por el vicepresidente de la Cámara de Expendedores, Oscar Olivero, quien anticipó que no será posible resolver inmediatamente esta contingencia, dado que se necesitarán al menos entre 48 y 72 horas para retomar la presión normal de los gasoductos.

“Hasta hoy las estaciones de servicio que tenían contratado gas firme, en el promedio de su venta diaria para los días de frío no tenían problemas. Sí la estación de servicio que no había contratado ese gas”, explicó. 

De todos modos, precisó que “aproximadamente a la 1 de la madrugada se recibió una comunicación restringiendo el GNC en forma total, incluso para las estaciones que tienen firme. O sea que en este momento tenemos una conmoción tremenda de consultas porque lamentablemente hoy van a cerrar todas las estaciones”.

En declaraciones a Radio Con Vos, el referente sectorial consignó que si el sector residencial prioritario consumía normalmente 10 millones de metros cúbicos de un gasoducto, los primeros días de mayo la cifra escaló a 60 millones de metros cúbicos y, como el frío continuó, llegó a 80 millones. 

“Ante esta situación, la presión de gas en los gasoductos cae y al caer comienza a peligrar el abastecimiento. Si hoy hubiera gas y se pudiera inyectar, no sería de inmediato. En una hora esto no se soluciona, técnicamente hablando”, abundó Olivero.

Acto seguido, manifestó que “lo que puede ayudar es que tenemos 11 grados hoy. Y con 11 grados es muy posible que afloje un poco el consumo. Igual creo que son dos días por lo menos, 48 o 72 horas hasta que se normalice”.

No hay forma de resolverlo aunque hoy llegaran uno, dos o tres barcos. Hay que esperar que los barcos regasifiquen el GNL que traen y lo inyecten a los gasoductos; y eso demora unos días”, completó en torno a esta situación sin precedentes.

Por su parte, el secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo, sostuvo que “no es responsabilidad de este Gobierno no contar con capacidad plena” del Gasoducto Néstor Kirchner.

“En el Gobierno anterior se negoció una reducción del gas importado justo para el invierno de este año. A fin de resolver esta situación nosotros, acordamos con la brasileña Petrobras una asistencia para agosto y septiembre, y así cubrir esa reducción de volúmenes de gas”, alegó el funcionario a través de un posteo en redes sociales.

Asimismo, explicó que “debimos asumir una deuda que dejó el Gobierno anterior con Bolivia por US$ 244 millones por la importación de gas. Los intereses le costaron US$ 21,8 millones a todos los argentinos”.

Estamos en el otoño más frío desde 1980, no pronosticado y con fuerte demanda de gas. Sumado a situaciones excepcionales (limitación de importación de energía de Brasil, salida de Embalse), se necesitó incorporar volúmenes de GNL, a precio de mercado, programados para más adelante”, acotó.

Y remató: “Es un despropósito afirmar que sea responsabilidad de este Gobierno no contar con la capacidad plena del GPNK; la obra del primer tramo y las plantas compresoras Tratayén y Salliqueló debieron haber finalizado en septiembre de 2023”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias