viernes 14 de junio de 2024 - Edición Nº3737

Política | 10 jun 2024

Rozagante

Ministro en las sombras, Sturzenegger afirmó que “el ajuste es popular”

El mentor del DNU de desregulación sostuvo que “el gasto publico era una coartada para sostener una serie de gastos políticos”. Dijo además que “hoy tenemos un Congreso con propuestas infantiles, y un Presidente adulto”.


El ministro sin cartera de La Libertad Avanza, Federico Sturzenegger, realizó un balance de los primeros seis meses del Gobierno de Javier Milei y dijo que “hay mucho más de lo que se ve a simple vista”, más allá de ponderar el “superávit fiscal”. 

“Si hace un año hubieramos dicho que el Gobierno arrancaría con una baja de 30 % en el gasto, hubiera sido hilarante por implausible. Pero acá estamos. Es un logro extraordinario que es la garantía del ordenamiento macro”, exclamó y sostuvo que “igualmente extraordinario es el giro cultural que lo hace posible”. 

El gasto publico era una coartada para sostener una serie de gastos políticos. ‘Voy a usar tu plata para ayudarte’, te decían. Pero la realidad era que usaban tu plata para ayudarse a ellos mismos”, graficó el exfuncionario del Gobierno de la Alianza y de Cambiemos a través de un extenso hilo de X.

Acto seguido, juzgó que “esa es la estafa más grande del discurso progre. Por eso el ajuste es popular. Porque se entendió que es devolverle la plata a la gente.  El ‘no hay plata’ es: no hay plata para que la política siga explotándote, al tiempo que la AUH y Tarjeta Alimentar alcanzan máximos históricos”.

“El giro es notable. Pero es solo una parte de la interpelación. Tomemos el tema de obra pública. Bajó a cero (casi). Mis colegas economistas dicen ‘no es sostenible’. Pero Milei  dice: ¿Por qué? ¿Debe tomar un préstamo con el BID para hacer alcantarillado? Obvio que no”, contrastó el ideólogo del DNU desregulatorio.

En este sentido, manifestó que “la transferencia de la obra pública a las provincias mejora el control, hará más costosa la corrupción -porque la acercará a los propios usuarios-, y hará que los organismos internacionales exijan mejor desempeño fiscal a las provincias (hoy son cómplices del sistema de dominación)”.

“Es decir que el presidente Milei resulta el primero, en muchos años, que cree y quiere que Argentina sea un país verdaderamente federal. No inmiscuirse en las políticas de las provincias no es desentenderse, es creer en una república federal con visiones diferentes”, ensalzó.

También celebró que “el Presidente ha resuelto discutir todos los temas. Por eso se anima a cerrar el Ministerio de la Mujer o el Instituto de la Agricultura Familiar. Sin miedos. La sociedad celebra porque veía el dispendio de gastos, sin participar de la fiesta más que pagándola”.

“También se empieza a instalar la necesidad de cuidar el equilibrio fiscal. El Congreso puede legislar más gasto. Pero sin financiamiento, es un pedido algo infantil, como el de un niño que le pide un regalo a su mamá sin considerar el costo. Cuando el Presidente dice que vetará cualquier propuesta legislativa que no contemple su financiamiento lo único que tiene es una actitud adulta. Un adulto sí pondera los costos de las decisiones que toma”, acotó Sturzenegger.

Así las cosas, manifestó que “hoy tenemos un Congreso con propuestas infantiles, y un Presidente adulto. Por más que el Congreso hable como un adulto con discursos altisonantes y atildados. Ojalá madure el Congreso. Por suerte son cada vez más las voces allí que demuestran adultez”.

En igual tesitura explicó que “estamos viviendo un momento único de nuestra democracia. Se acabó la escribanía del Congreso. El Congreso tuerce y modifica leyes, las cámaras se contradicen entre sí, el Congreso emite leyes propias. Nuestra democracia está más vibrante que nunca”.

“Truena el silencio de aquellos que cuestionaban las credenciales democráticas del Presidente. El conflicto entre poderes es una señal de solidez de nuestras instituciones. No de lo contrario. Pero a muchos analistas parece gustarles más la sumisión silenciosa que la libertad ruidosa”, disparó el asesor.

Por otra parte, consignó que “el Gobierno aporta una visión fresca sobre las empresas públicas. El objetivo no es necesariamente intentar hacerlas rentable. En muchos casos justamente el sector público no puede hacerlas rentable. El objetivo es transferirlas esas al sector privado que sí puede hacerlo”.

Han sido seis meses sorprendentes. Pero no por el DNU-70, o la discusión de la Ley Bases, sino por el giro copernicano que el gobierno ha logrado darle al debate público. Mucho, considerando que es un gobierno que lleva tan solo seis meses”, sentenció.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias