domingo 14 de julio de 2024 - Edición Nº3767

Policiales y Judiciales | 18 jun 2024

Avance judicial

Dos detenciones por el empresario descuartizado: Uno es el encargado de embalarlo

Se trata del crimen de Fernando “Lechuga” Pérez Algaba, cuyo cadáver fue hallado en una valija en un arroyo de Lomas de Zamora. Los detalles.


En las últimas horas se consumaron otras dos detenciones correspondientes al caso del trader asesinado y descuartizado en julio del año pasado, y cuyo cadáver fue hallado por nenes dentro de una valija y en el arroyo del Rey, en Ingeniero BudgeFernando “Lechuga” Pérez Algaba, uno de los cuales habría sido el encargado de embalar los restos humanos.

Se trata de Fernando Gastón Martín Carrizo, de 38 años de edad, y de Luis Alberto Contreras, de 34: el primero cayó en Hurlingham –zona oeste del Conurbano bonaerense–, mientras que el segundo en la mencionada localidad donde se halló el cadáver, perteneciente al distrito de Lomas de Zamora –zona sur–.

Las detenciones fueron solicitadas por el titular de la UFI Nº 5 Descentralizada de Esteban Echeverría, perteneciente al Departamento Judicial Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Marcelo Domínguez, y ordenadas por la Cámara de Casación Penal bonaerense, luego de que la Cámara de Apelaciones les concediera la libertad a ambos.

Estos dos se suman a Maximiliano Pilepich, Nahuel Vargas, la escribana Flavia Bomrad, el comisario de la Policía de la Ciudad Horacio Córdoba, y Blanca Cristaldo, y aún resta apresar a Matías Gil, quien se encuentra prófugo y fue otro de los liberados junto a Carrizo y Contreras.

Todos habrían tenido diferentes roles en el brutal crimen ocurrido entre las 18 horas del 18 de julio de 2023 y las 3 de la madrugada del 19 de julio de ese mismo año, que se presume sucedió en el predio del campo “Renacer”, ubicado en General Rodríguez.

Los dos primeros, Pilepich y Vargas, eran socios de Pérez Algaba en el emprendimiento inmobiliario donde lo habrían asesinado y le debían dinero a la víctima, y por tal motivo la carátula de la causa es por “homicidio triplemente calificado por concurso premeditado de dos o más personas, alevosía, codicia y uso de arma de fuego, en grado de coautores y partícipes secundarios y falso testimonio y encubrimiento agravado”, que los podría llevar a una condena de prisión perpetua.

Debe recordarse que si bien el cadáver fue desmembrado, y colocado en una valija, se lo hizo tras haberlo asesinado y luego trasladado a Lomas de Zamora: su muerte se produjo tras recibir dos tiros por la espalda, mientras se hallaba en un absoluto estado de indefensión.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias