lunes 15 de julio de 2024 - Edición Nº3768

Espectáculos | 25 jun 2024

Teatro

“Nena gorda”, otra perla escénica con el sello de Piel de Lava

La obra habla de la necesidad de encajar, del deseo de una niña por bailar y un escollo infranqueable: el propio cuerpo. Se presenta los sábados de julio en El Crisol de Villa Crespo.


Nena gorda, la obra escrita por Bárbara Bonfil y Laura Fernández (directora y dramaturga junto a Piel de Lava) ofrece funciones los sábados de julio a las 20 horas en el teatro El Crisol, calle Malabia 611.

Interpretada por Bonfil -con dirección de Andrea Varchavsky-, la pieza reflexiona sobre la construcción del propio cuerpo y sus imaginarios en un proceso de complicidad con el público que nace de la experiencia propia de la actriz.

Nena gorda es una manera de revisitar el pasado desde la historia personal. Regresar de la mano de los objetos, de la habitación de la infancia, de los recuerdos, de las peripecias por las distintas academias de baile. La obra habla de la necesidad de encajar, del deseo de una niña por bailar y un escollo infranqueable: el propio cuerpo.

La foto de una pequeña bailarina clásica gorda funciona como disparador para preguntarnos ¿Qué tiene que cambiar para que el cuerpo de una niña sea suficiente?

El relato se origina desde la subjetividad, a través de una narrativa en primera persona que guarda recuerdos, memorias y por sobre todo los deseos y las miradas de los adultos proyectados en el cuerpo de la pequeña bailarina.

“Qué disciplina puede practicar una nena gorda y cuál no? ¿Quién decide poner en la cabeza de una niña la idea de que su talle no es compatible con sus aspiraciones?”, dispara Nena gorda, pieza surgida desde una herida personal: el cuerpo propio y su construcción a través de la mirada de los otros.

¿Qué se espera del cuerpo de esa niña? Mediante fotografías, diplomas, grabaciones y algunas prendas de ropa, la actriz emprende una travesía en la que revisita un pasado minado por las miradas de los demás; atravesado por el deseo y por la imposibilidad.

Yo fui una nena gorda y esa es mi herida. Y nada mejor que contar mi propia historia porque estoy segura que es la de muchas otras niñas. Una historia de señalamiento del cuerpo del otro, la epopeya de las dietas, las miradas ajenas. Sentí la necesidad de hablar de esto para pensar juntos en relación a los cuerpos desde un lugar más amoroso”, sentencia Bonfil.

Como quedó dicho, las funciones serán los sábados de julio a las 20 horas, con entradas a $ 6000 (estudiantes y jubilados $ 5000), disponibles en Alternativa Teatral

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias