lunes 15 de julio de 2024 - Edición Nº3768

Policiales y Judiciales | 25 jun 2024

Violencia de género

Pilar: La esperó en su trabajo, la atacó a golpes y la secuestró; se escapó y un mes después lo detuvieron

El brutal hecho fue el 30 de mayo pasado, y fue captado por las cámaras de seguridad del lugar donde ocurrió, el gimnasio en el que trabajaba la víctima. Tras un arduo trabajo investigativo, el sujeto fue capturado ahora.


Un brutal hecho de violencia de género ocurrió poco menos de un mes atrás en Pilar, y tras un arduo trabajo investigativo el criminal logró ser detenido en las últimas horas, luego de mantenerse todo este tiempo prófugo y evadido de la Justicia.

El hecho sucedió el jueves 30 de mayo pasado poco antes las 7 de la mañana en el gimnasio en el que la víctima trabajaba, y fue captado por las cámaras de seguridad del lugar: al arribar su agresor la atacó a golpes de puño y patadas en la cabeza, al punto de dejarla inconsciente; luego la arrastró, la desvistió detrás de una columna y golpeó en su zona genital más de 10 veces.

Finalmente la llevó al baño y luego a su casa, donde intentó mantenerla cautiva pero a las pocas horas logró escaparse, dar aviso a un conocido, radicar la denuncia policial pertinente y finalmente ser hospitalizada, con custodia policial, por haber sufrido una fractura de maxilar inferior y contusiones múltiples.

Es que la mujer, de 40 años de edad, se encontraba en pareja con este sujeto unos 3 años pero como había vivido episodios violentos decidió separarse, aunque lo hizo a través de un ardid: le comunicó que se iba a acompañar a una amiga enferma que la necesitaba y nunca más regresó al domicilio que compartían.

Unos días después se desencadenó el violento episodio antes relatado, cuando el criminal esperó escondido a la víctima dentro de su lugar de trabajo y la atacó sin miramientos.

Tras la denuncia en la Comisaría de la Mujer de Capilla del Señor, se dio intervención a la UFIJ de Exaltación de la Cruz, a cargo del fiscal Juan Manuel Esperante, inmediatamente se solicitó la detención del violento Fernando Raúl Omar Agüero, de 39 años, y el allanamiento de su domicilio, que fue concedido por la Dra. Graciela Cione, a cargo del Juzgado de Garantías Nº 1 del Departamento Judicial Zárate-Campana, pero al llevarse a cabo la diligencia se constató que el imputado se había dado a la fuga, dejando sus pertenencias en el lugar.

A partir de ese momento la Fiscalía inició una labor investigativa de geolocalización del teléfono celular del imputado, que a los pocos días reportó señales en un barrio de difícil acceso de la ciudad de Salta, de donde es oriundo, y ante ello se solicitó colaboración al Departamento de Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la Policía Federal Argentina.

Ese monitoreo permanente de la ubicación del teléfono de Agüero determinó que el 13 de junio regresó a Buenos Aires, y que prácticamente todas sus comunicaciones eran captadas por la antena de la calle Caracas al 100, en el propio partido de Pilar, y en un radio no superior a 15 cuadras.

Como las características del lugar no posibilitaban una labor de vigilancia permanente sin riesgo de ser advertidos por el prófugo, la Fiscalía decidió analizar todos los abonados telefónicos que mantuvieron comunicaciones con Agüero, a quienes se sometió a distintas bases de datos públicas y privadas.

Fruto de ello se determinó que el 16 de junio hubo un intento de comunicación de Agüero con una persona que reside en la misma calle Caracas  a una cuadra del lugar donde se ubica la antena de telefonía, y que luego ese mismo día fue devuelta la llamada, entablando una comunicación por varios minutos.

Con este dato se solicitó un inmediato allanamiento, que fue concedido por el magistrado Julio Andrés Grassi, interinamente a cargo del Juzgado de Garantías Nº 1 de Zárate-Campana, que se llevó a cabo este lunes por la noche por parte del Departamento de Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la PFA, en conjunto con personal de la Comisaría de Parada Robles, de la Policía Bonaerense.

Al ingresar, el titular del teléfono en cuestión dijo poseer cuartos en alquiler y en principio dijo no conocerlo, aunque tras ponerlo en conocimiento de la comunicación detectada, recordó que una persona que “paraba por la zona” lo había consultado por el alquiler de un cuarto, pero le respondió que no tenia disponibilidad.

En ese momento se dispuso un operativo de barrido conjunto en la zona por parte de ambas fuerzas, nacional y provincial, producto del cual se pudo identificar y detenerlo en la calle, quien al identificarse dijo no poseer DNI mientras aportaba una identidad falsa.

Así como había una gran coincidencia de su fisonomía con la imagen provista por el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) y de sus redes sociales, en su billetera poseía una fotografía de la víctima, y por ello quedó detenido y fue trasladado a una dependencia policial.

En horas de la mañana de este martes fue trasladado a la Oficina de Identificación (OTIP) y luego a la sede de la Fiscalía, donde será indagado por el delito de “homicidio calificado por su comisión con alevosía por parte de una persona con la cual mantuvo una relación de pareja y mediando violencia de género en grado de tentativa”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias