martes 23 de julio de 2024 - Edición Nº3776

Interés general | 3 jul 2024

Ambiente

Red de Reservas Privadas, legado de respeto y responsabilidad hacia la naturaleza

Está conformada por 111 puntos, que son campos de personas físicas, empresas, organizaciones sin fines de lucro, clubes y hasta universidades que tienen distintas motivaciones, pero confluyen en objetivos de conservación y uso sustentable. Suman 223 mil hectáreas hasta el día de hoy. 


RARNP es un movimiento voluntario de conservación en tierras privadas que contribuye a la conservación efectiva y uso sustentable de los valores naturales y culturales del territorio nacional, convirtiéndose en la primera iniciativa en el país que integra y articula el compromiso de los propietarios de reservas privadas y organizaciones ambientalistas de renombre como Fundación Vida Silvestre Argentina, Félix de Azara y Aves Argentinas, entre otras.

Cada vez son más los propietarios que, implicados y preocupados por el futuro de sus hijos en este planeta, están convencidos y motivados por conservar. Un gran desafío mundial para lograr un equilibrio entre nuestra relación con la naturaleza y la racionalidad en el uso de los recursos. Producción sustentable, diversificada y económicamente rentable, donde la naturaleza sea protagonista central.

“La conservación voluntaria en Argentina es un pilar fundamental para preservar la riqueza de nuestros ecosistemas y asegurar un futuro sostenible para las generaciones venideras”, expresó Guillermo Connell, presidente de Red Argentina de Reservas Naturales Privadas y  propietario de RNP Yaguarundí en San Vicente, Misiones. 

“El compromiso de quienes integramos la Red en la protección del medio ambiente refleja la importancia de valorar y cuidar la biodiversidad lo que hace único a nuestro país al tener la mayor cantidad de hectáreas bajo conservación privada. A través de la conservación voluntaria, estamos construyendo un legado de respeto y responsabilidad haciala naturaleza, vital para mantener el equilibrio de nuestros ecosistemas”, completó.

En la Argentina, las áreas protegidas cubren tan solo el 8 % del territorio nacional, es por ello que es clave sumar a propietarios privados, que son dueños del 90 % del territorio y cuentan con unos recursos naturales y culturales de lo más valiosos y diversos.

La Red Argentina de Reservas Privadas está conformada por 111 reservas privadas que son campos de personas físicas, empresas, organizaciones sin fines de lucro, clubes y hasta universidades que tienen distintas motivaciones, pero confluyen en objetivos de conservación y uso sustentable y que suman 223 mil hectáreas hasta el día de hoy. Esto convierte a Argentina en uno de los países de Latinoamérica con más superficie protegida por iniciativas de esta categoría.

“Formar parte de la RARNAP es la mejor manera de sentirse acompañados, de aunar esfuerzos, de sentir que vamos por el camino correcto”, acotó Juliana Powell, copropietaria de RNP Senderos del Monte en Gualeguaychú, Entre Ríos, integrante de la Comisión de Turismo de la RARNAP.   

La licenciada en Planificación y Diseño del Paisaje destacó que “es muy gratificante ser testigo del crecimiento de la RARNAP en estos de 10 años de trayectoria, en los que se han consolidado equipos de trabajo a nivel regional, como así también por intereses (Ecoturismo, producciones sustentables de baja escala y ganadería regenerativa, servicios ambientales)”.

En un mundo marcado por la significativa pérdida de biodiversidad global, el crecimiento poblacional, la pobreza y la demanda voraz de recursos naturales, las reservas naturales privadas cobran cada vez más importancia a nivel mundial como protagonistas en la creación de áreas protegidas de usos múltiples.

Se puede conservar pero también producir de forma sustentable, como por ejemplo la producción de carne sobre pastizales nativos o bien el desarrollo del ecoturismo en las reservas son actividades económicas rentables y compatibles con la conservación de la biodiversidad.

Desde la Red esperan que el Estado “reconozca la importancia de la complementariedad de la conservación de tierras públicas con las tierras privadas y pueda así facilitar y fomentar su formación, ya que permiten aumentar la superficie protegida de un país con menor costo para los gobiernos”. 

“La dedicación a la conservación voluntaria en Argentina es un acto de amor y respeto por nuestro planeta, demostrando que juntos podemos proteger y revitalizar la belleza natural de nuestro maravilloso país”, destacó la RARNAP. 

Por eso, desde hace diez años han asumido el compromiso de conservar el medio ambiente  e invitan a visitar y conocer las reservas privadas de la red y de esta manera ayudar a impulsar y promover sus productos y servicios, donde se protege la biodiversidad, los recursos hídricos, el suelo y se contribuye a la reducción de emisión de gases de efecto invernadero. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias