lunes 15 de julio de 2024 - Edición Nº3768

Policiales y Judiciales | 11 jul 2024

Brutal

Murió el nene baleado en un tiroteo entre ladrones y policías en Wilde

El intercambio de disparos sucedió este miércoles por la noche, cuando el menor salía con su madre del denominado club del barrio de la carne. Fue asistido e internado, pero finalmente no resistió. Tenía 10 años. Las fuertes imágenes.


Un hecho delictivo –uno más en nuestro nunca bien ponderado Conurbano bonaerense– acabó con un chico de apenas 10 años de edad muerto tras ser baleado al quedar en medio de una persecución con tiroteo entre un grupo de delincuentes y un policía en Wilde.

Todo sucedió este miércoles pasadas las 20.30 horas en las calles Caxaraville y Rondeau de la mencionada localidad del partido de Avellaneda, en la zona sur del Gran Buenos Aires, y la secuencia fue captada por dos cámaras de seguridad de una vivienda de esa cuadra.

En las imágenes se observa al niño sobre su bicicleta y a su madre acompañándolo, y de repente, casi de modo intempestivo, su mamá se acerca, lo protege como puede y comienzan a correr por la calle en la que venía, pero en sentido contrario.

Es que ya se escuchaban los gritos por un intento de robo ocurrido a pocos metros, donde los delincuentes buscaron sacarle su automóvil a un hombre que aguardaba la salida de su hijo de una escuela técnica de la zona, y que se trataba de un agente policial que revista en el Comando de Patrullas de Avellaneda y estaba vestido de civil: al ser abordado dio la voz de alto y empezó a perseguir a los ladrones.

En esa línea de fuga, que incluyó una serie de disparos, quedaron el chico y su madre, y fue en ese momento en el que recibió dos tiros que motivaron una atención médica sobre él y su traslado en un patrullero de la Comisaría Quinta al Hospital Interzonal de Agudos “Presidente Perón”, en el que estuvo internado, en muy grave estado tras haber recibido un tiro en el cuello y otro en el omóplato, y donde este jueves por la mañana falleció.

Por el hecho hay dos detenidos, uno de ellos de apenas 16 años, y el caso interviene el fiscal fiscal Ignacio Colazo, titular de la UFI Nº 2 del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del Departamento Judicial Lomas de Zamora, en una causa caratulada como “homicidio calificado criminis causa en grado de tentativa y robo con armas”.

Colazo también imputó al agente, aunque en su caso se trata de “lesiones en el marco de legítima defensa”, y ahora se aboca a investigar de qué arma partieron los disparos que impactaron en el menor, quien cayó desplomado en la calle al recibirlos.

Vale remarcar que los vecinos del lugar, una zona de casas bajas donde se halla la Sociedad de Fomento Barrio de la Carne, se manifestaron con profundo malestar hacia la policía, y a sus agentes le endilgan fallas graves en el proceso investigativo, como no resguardar la escena, quitar rápidamente del lugar la motocicleta en la que se trasladaban los malvivientes y falta de peritos.

Estamos indignados. La Policía no sé por qué motivo vino con un patrullero y se llevó la moto de los delincuentes. El apuro era llevarse esa moto”, manifestó un vecino en declaraciones a TN, quien agregó que “los chicos más grandes del club marcaron con tiza los disparos”.

Un hecho más que acaba de modo trágico con una víctima inocente que se llamaba Bastián Escalante.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias