sábado 24 de febrero de 2024 - Edición Nº3626

Economía | 9 feb 2024

Obsesión

Guzmán advirtió que “Milei no tiene un plan para bajar la inflación, sino para dolarizar”

El exministro de Economía subrayó que tal medida “arruina la vida de las familias”. Consignó que “la solución es recuperar la moneda, no abandonarla” aunque “ese es un camino que no es sencillo”.


El exministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, advirtió que la dolarización, meta del Gobierno de Javier Milei, “arruina la vida de las familias y destruye sueños”.

En ese sentido, pidió revisar la historia de todos los países que dolarizaron o tuvieron planes similares: “En Grecia, en diez años, se fue el 6,2 por ciento de la población después de que comenzó la crisis. La dolarización destruyó familias, destruyó sueños. No a todos beneficia la dolarización, porque erosiona el sistema productivo. No hay soluciones simples a problemas complejos”.

“La solución es recuperar la moneda, no abandonarla” aunque “ese es un camino que no es sencillo”, analizó el economista en declaraciones a la AM 750 y recalcó que “sí, se requiere ordenar las cuentas públicas, tener un sistema productivo más vibrante, que el Estado tenga un rol muy activo donde haya un ambiente con conocimiento e infraestructura”.

“Yo no veo que Milei tenga un plan para bajar la inflación. Lo que tiene es un plan para dolarizar. Que es otra cosa. Es el único plan que hay. La inflación podrá bajar un poco, pero va a seguir creciendo mes a mes. Y la inercia que va a haber, va a ser muy fuerte”, alertó Guzmán.

Por otra parte, criticó el DNU del Gobierno y aseguró que hay partes enteras de esa medida que sólo se pueden explicar si se piensa “en los fines de lucro que hay detrás”. 

“En Argentina hay excesos de regulaciones. Hay que mejorarlas, racionalizarlas. Esto no quiere decir que haya que eliminar todas. El DNU pasa de un esquema que no estaba bien a uno nuevo que le permite a ciertos sectores tener más poder y explotarlo extrayendo recursos de la sociedad”, puntualizó.

“Un ejemplo es la medicina prepaga. Ese mercado funciona de manera tal que cuando uno se enferma, va al médico. Esa es una demanda inelástica. Si aumenta el precio, igual lo vas a comprar. Y si desregulás, no tenés una lluvia de empresas que llegan al sector. Son las mismas empresas”, graficó.

Es decir, “si desregulás, ocurre que suben el precio por encima de sus costos de producción; se llevan un beneficio de oligopolio. Básicamente, es una transferencia de recursos del usuario hacia los accionistas de esas empresas. Ese es un ejemplo de fin de lucro en el DNU”, comentó.

“La única forma de que nos ordenemos es una mayor cohesión desde la conducción política. Y hoy no estamos viendo esto. No es que antes se hizo bien. Pero eso es lo que tenemos que construir”, reflexionó.

“Ahora escucho funcionarios que dicen que el rechazo de la Ley Ómnibus no afecta al programa económico ¿Alguien lo puede creer? ¿Van a creer que los inversores no van a estar mirando lo que pasa en las relaciones políticas? ¿Cuál es la certidumbre de que pueda sostener lo que está haciendo cuando le quieren imponer de prepo el costo político a otros?”, agregó.

Y remató: “Hay una necesidad de revalorizar espacios. Tiene que haber un recambio. Y la necesidad de la coherencia. Yo creo que falta probar con la coherencia. Pero eso hay que construirlo”. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias