jueves 13 de junio de 2024 - Edición Nº3736

Política | 31 may 2024

¿Se viene otra salida?

Tras el escándalo por los alimentos guardados y los sobresueldos en Capital Humano, Milei bancó a Pettovello

“Están desesperados y dispuestos a lo que sea con tal de frenarla”, dijo el Presidente desde las redes. Pablo De la Torre ya fue eyectado, y ahora también fue denunciado. ¿Cómo sigue todo?


El presidente Javier Milei salió a bancar fuerte a su ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, luego del escándalo suscitado en las últimas jornadas por el atesoramiento de alimentos con fechas por vencer relativamente cortas, mientras una gran porción de la población no puede acceder a todas las comidas diarias, e increíblemente habló de una “operación política”.

“¿Quieren saber por qué la operan a la Ministra Pettovello con tanta furia? Aquí la respuesta. Está sacando a la luz lo peor de la corrupción política: robarle el alimento a los segmentos vulnerables del país”, escribió en su cuenta de la la red social X.

El mensaje culminaba con la frase “están desesperados y dispuestos a lo que sea con tal de frenarla” y una imagen de una reciente encuesta de Giacobbe y Asociados en el que las palabras “corrupción”, “inflación” y “pobreza” sobresalen del resto.

Sin embargo, la realidad es que el secretario de Niñez y Familia de la megacartera que conduce su funcionaria más protegida de Milei, Pablo De la Torre, fue echado en las últimas horas por la guarda en galpones de alimento pronto a vencerse –como la leche en polvo, que se encuentra a un mes de su caducidad–, pero también se conoció que fue denunciado ante la Oficina Anticorrupción (OA) e incluso ante la Justicia.

Respecto de los alimentos, y de acuerdo a lo que trascendió de fuentes oficiales –lo dijo el propio jefe de Gabinete, Guillermo Francos–, cuando este problema comenzó a elevar temperatura en los medios, Pettovello le habría consultado si lo que aseguraban las organizaciones sociales era cierto, que su fecha de vencimiento era inminente, y De la Torre se lo habría negado.

Este mismo viernes el vocero presidencial Manuel Adorni dio precisiones sobre esas fechas de caducidad y algunos de esos alimentos vencen a principios de julio, y otros a fines del mismo mes, por lo que su distribución pasó a ser casi una cuestión de Estado e incluso el Ejército se hará cargo de ello.

Ahora bien, el otro tema es el sistema de contratación de unos 100 trabajadores en la mencionada área de De la Torre, que se pudo hacer gracias a un acuerdo firmado con la Organización de Estados Iberoamericanos: se le pagaba una cuantiosa suma de dinero a la OEI por “asesoramiento” y ese organismo se dedicaba a contratar el personal para la Secretaría.

La olla de este extraño sistema se habría destapado por un empleado infiel, el director administrativo Federico Fernández, quien habría brindado detalles de ello y, como Pettovello desconoció y rechazó la operatoria, se ordenó una investigación interna y se elevaron los resultados a la OA, en calidad de denuncia.

Todo apunta al modo irregular en que esos contratos se hicieron e incluso a que formaban parte de un circuito de recaudación, naturalmente ilegal, que muchos consideran que se trata de sobresueldos, ya que se habría fichado a personas que nada tenían que ver con el Ministerio de Capital Humano ni la Secretaría de Niñez y Familia con el fin de complementar sueldos de quienes sí trabajaban en estos organismos.

Luego de la presentación ante la OA, la cartera fue más allá: Acudieron a la Justicia Federal y lo denunciaran penalmente por “averiguación de ilícito”, causa que se sorteará este lunes.

Además del cimbronazo que genera esta situación en una gestión que se autopercibe pulcra, intachable y anticasta, las repercusiones políticas no tardaron en llegar: el hermano del denunciado, Joaquín De la Torre pegó el portazo en el bloque de senadores provinciales de La Libertad Avanza y su alfil, el intendente de San Miguel, Jaime Méndez, mencionó que “así va ser difícil seguir adelante” dentro del oficialismo.

No son pocos los que ponen en tela de juicio la capacidad de Pettovelo –aunque, en rigor, podría pasarle a cualquiera– para poder trabajar sobre las políticas que requiere una megacartera que incluye Desarrollo Social, Trabajo y Educación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias